Carteles de droga en el mundo

Asesinatos del cártel de sinaloa

Culiacán es conocido por su cultura, lujos y celebraciones. Entre sus sitios emblemáticos se encuentran su centro histórico, el parque de Las Riberas, la bandera o mejor conocida como fuentes danzantes y templos religiosos como su Catedral Basílica, el santuario y la Lomita. El moderno barrio de Tres Ríos es conocido por sus edificios, plazas, hoteles, parques, restaurantes, colegios, etc.
En la antigüedad existía una población indígena llamada Huey Colhuacan que data de Tecpatl, que corresponde al año 628 de nuestra era; los aztecas la construyeron durante su peregrinación. Se desconoce su ubicación exacta, pero se supone que estaba cerca del actual pueblo de Culiacancito. Aquí nació en 1065 d.C. el culto a Huitzilopochtli, el dios guerrero de la mitología azteca[3] Los antiguos pobladores se llamaban culichis.
El 6 de octubre de 1821 se jura la Independencia en Culiacán. A Culiacán se le otorga la categoría de ciudad, el 21 de julio de 1823, al separarse las provincias de Sonora y Sinaloa por decreto del Congreso. En 1824, por Acta Constitutiva de la Federación Mexicana, Sinaloa y Sonora se vuelven a unir, formando el estado de Occidente. En 1830, las provincias de Sonora y Sinaloa se separan definitivamente, por decreto del 13 de octubre de 1830, siendo designada la ciudad de Culiacán como capital del estado de Sinaloa. Posteriormente, durante el gobierno conservador relacionado con la Intervención Francesa en 1861, se instalaron prefecturas y se decretó la Ley de Municipalidades que dividió los Distritos en Ayuntamientos. El Distrito de Badiraguato fue suprimido y pasó a formar parte del Distrito de Culiacán como Municipio.

Ver más

El Cártel de Sinaloa (español: Cártel de Sinaloa),[22][23] también conocido como CDS, Organización Guzmán-Loera, Cártel del Pacífico,[24] Federación y Alianza de la Sangre,[25][26][27][28] es un gran sindicato internacional de tráfico de drogas, lavado de dinero y crimen organizado establecido a finales de la década de 1980. 29] [30] El cártel tiene su base principal en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, [31] con operaciones en los estados mexicanos de Baja California, Durango, Sonora y Chihuahua [25] [3] La “Federación” se dividió parcialmente cuando los hermanos Beltrán-Leyva se separaron del cártel de Sinaloa [32]. [La Comunidad de Inteligencia de los Estados Unidos considera que el Cártel de Sinaloa es una de las organizaciones de narcotraficantes más poderosas del mundo,[33] lo que lo hace tal vez más influyente y capaz que el infame Cártel de Medellín de Colombia durante su apogeo en la década de los 80 y principios de los 90.[34] Se ha dicho repetidamente que es una de las organizaciones criminales más fuertes del mundo e indiscutiblemente la más poderosa en México desde al menos finales de la década de 2000 y principios de 2010 por varias fuentes, incluyendo Los Angeles Times[35].

Rafael caro quintero

Ovidio Guzmán López (nacido el 29 de marzo de 1990),[4][5][6][7] comúnmente conocido como “El Ratón” o “El Nuevo Ratón”, es un narcotraficante mexicano y miembro de alto rango del Cártel de Sinaloa, un grupo criminal con sede en Sinaloa. Es hijo del tristemente célebre narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, considerado en su día el narcotraficante más buscado de México y el criminal más buscado del mundo.
Los pistoleros del cártel, fuertemente armados[14][15], amenazaron con la muerte masiva de civiles,[16][17] incluyendo un ataque al complejo de apartamentos que albergaba a los familiares del personal militar local. [18][19][20] Horas después, Ovidio Guzmán fue liberado,[21] y el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador dijo que apoyaba la decisión para “evitar más derramamiento de sangre”[22][23][24] Sin embargo, al mes siguiente, uno de los agentes que detuvieron a Ovidio, identificado como Eduardo N., fue asesinado.[25][26]
El 8 de mayo de 2020, Santiago Nieto, jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de México, confirmó que el Gobierno de México congeló cuentas millonarias de Ovidio Guzmán, afirmando “Hemos congelado las cuentas de Ovidio y de 330 personas vinculadas al cártel y hemos presentado una denuncia ante la Fiscalía. También hemos encontrado irregularidades”[27].

Quién es el mayor capo de la droga 2021

Javier Torres Félix (nacido el 19 de octubre de 1960) es un narcotraficante mexicano encarcelado y antiguo líder de alto rango del cártel de Sinaloa, una organización de tráfico de drogas. Es hermano del fallecido narcotraficante Manuel Torres Félix y antigua mano derecha de Ismael “El Mayo” Zambada, uno de los principales líderes del cártel.
Nacido en el estado de Sinaloa, Torres Félix se introdujo en el tráfico de drogas en 1990 bajo la tutela del fallecido Juan Manuel Salcido Uzeta (alias “El Cochiloco”), narcotraficante del cártel de Sinaloa. Cuando su jefe fue asesinado, comenzó a trabajar para Zambada en 1992 y se convirtió en uno de sus socios de mayor confianza. En 2001, unos pistoleros del cártel de Tijuana intentaron matar a Torres Félix, pero no lo consiguieron. Al no dar con su paradero, los pistoleros respondieron matando a 12 lugareños en un rancho conocido como El Cajoncito, en su ciudad natal.
Javier Torres Félix nació en Cosalá, Sinaloa, México, el 19 de octubre de 1960.[1][2] En 1984 fue detenido en Sinaloa y encarcelado por secuestrar a su novia, pero fue liberado meses después. Seis años más tarde, en 1990, Torres Félix se introdujo en el tráfico de drogas bajo la tutela del narcotraficante Juan Manuel Salcido Uzeta (alias “El Cochiloco”), un alto dirigente del cártel de Sinaloa que fue asesinado ese mismo año. En junio de 1990, fue detenido de nuevo por el ejército mexicano en Mazatlán cuando estaba en posesión de 4 AK-47 y con más de 800 kilogramos de marihuana. Salió de la cárcel un año después. Comenzó a trabajar para Ismael “El Mayo” Zambada en 1992, por lo que fue incluido en la lista de los más buscados de la Administración para el Control de Drogas (DEA)[3] Mientras estaba en California en 1992, fue arrestado por tráfico de drogas, pero obtuvo su libertad cinco años después y regresó a México para seguir trabajando para el Cártel de Sinaloa. [4] En Quintana Roo, en mayo de 1997, Torres Félix fue detenido de nuevo en posesión de 2 kilogramos de cocaína, pero fue liberado en 1998[3].

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos