Concepto de ecologia y su campo de estudio

Ecología de la poblacióndisciplina

Ahora, más que nunca, la ecología ocupa un lugar destacado en la vida moderna. Para contribuir a un mejor uso del lenguaje ecológico, consulte el siguiente glosario. Tenga en cuenta que no es una lista exhaustiva de términos clave.
Interacción entre dos organismos, en la que uno sufre una reducción de recursos, o un aumento de costes impuestos por las condiciones, debido a la presencia de otro organismo. Este último no obtiene ningún beneficio o coste de su interacción con el organismo perjudicado, lo que distingue el amensalismo de la competencia, la depredación o el parasitismo.
Una abreviatura aceptada de la frase “diversidad biológica” utilizada habitualmente para describir la riqueza de especies. La variación biológica encontrada en un área espacial definida: puede referirse a la variación a nivel de genoma, fenotipo, especie, comunidad o ecosistema.
Cambios a largo plazo en las variables climáticas experimentadas en un área espacial definida (que pueden variar desde el clima local hasta el clima global). El uso reciente se refiere al cambio climático reciente y futuro, que se espera que imponga tensiones en el nivel de vida humano y se considera el mayor desafío medioambiental al que se enfrenta el mundo.

Ecosistema

La ecología, o ciencia ecológica, es la rama de la biología que estudia la relación de las plantas y los animales con su entorno físico y biológico. El entorno físico incluye la luz y el calor o la radiación solar, la humedad, el viento, el oxígeno, el dióxido de carbono, los nutrientes del suelo, el agua y la atmósfera. El entorno biológico incluye los organismos del mismo tipo, así como otros tipos de plantas y animales.
La ecología puede considerarse un subcampo de la ciencia medioambiental, con la que a menudo se confunde. Aunque ambas son ciencias multidisciplinares que se centran en las interacciones de las poblaciones de organismos, la ciencia medioambiental también se ocupa de las interacciones de parámetros puramente físicos que no implican a los sistemas biológicos. La ecología también se confunde con el ecologismo, que se centra en los daños causados por el ser humano al entorno natural. Asimismo, ecológico o ecologista se utilizan como sinónimos de “respetuoso con el medio ambiente”.
Aunque la ecología se considera una de las ciencias más recientes, ya que no ha cobrado importancia hasta la segunda mitad del siglo XX, los estudios de las poblaciones animales y sus entornos se remontan al filósofo griego Aristóteles y a su alumno Teofrasto. Teofrasto describió las interrelaciones entre los animales y entre éstos y su entorno ya en el siglo IV a.C. El campo empezó a florecer con la publicación en 1850 de El origen de las especies, de Charles Darwin, y el trabajo de su contemporáneo y competidor Alfred Russel Wallace. Wallace reconoció la interdependencia de las especies animales y vegetales y las agrupó en comunidades de seres vivos, o biocenosis. En 1875, el geólogo austriaco Eduard Suess propuso el término biosfera para englobar la variedad de condiciones que promueven la vida en la Tierra.

Mutualismo

La ecología enriquece nuestro mundo y es crucial para el bienestar y la prosperidad del ser humano. Proporciona nuevos conocimientos sobre la interdependencia entre las personas y la naturaleza, que son vitales para la producción de alimentos, el mantenimiento de un aire y un agua limpios y el mantenimiento de la biodiversidad en un clima cambiante.
Sí. La ecología proporciona la base esencial para la conservación de la naturaleza. Mantener un mosaico de hábitats garantiza la supervivencia de una rica variedad de especies. Por ejemplo, los brezales son un paisaje valioso que está desapareciendo rápidamente en gran parte de Europa Occidental, pero los estudios han ayudado a identificar cómo preservar sus características ecológicas.
Los gobiernos y los ciudadanos de todo el mundo son cada vez más conscientes de las consecuencias de la contaminación atmosférica y el cambio climático. En experimentos a gran escala, las plantas y los animales se exponen a atmósferas cuidadosamente controladas y a diferentes condiciones ecológicas. Los científicos utilizan esta información para entender cómo responden a los niveles de contaminación y hacer predicciones sobre el futuro cambio climático.

Componente abiótico

La ecología es el estudio de cómo los organismos interactúan entre sí y con el entorno físico en el que viven. Se trata de un amplio campo de estudio que incorpora la investigación a muchas escalas espaciales y temporales. Algunos ejemplos de investigación ecológica son los efectos del cambio climático en la distribución de las especies, los patrones de los brotes de enfermedades infecciosas, el efecto de la disponibilidad de nutrientes en la función del ecosistema, etc. En su libro de 1911 Mi primer verano en la Sierra, John Muir escribió: “Cuando tratamos de elegir algo por sí mismo, lo encontramos unido a todo lo demás en el Universo”. Esta cita resume el principio unificador de la ecología: que todos los factores bióticos y abióticos están vinculados e interactúan entre sí, y que un cambio en un factor probablemente provocará un cambio en todos los factores a los que está vinculado.
La ecología incorpora la investigación a muchas escalas espaciales, desde un solo individuo hasta toda la biosfera. Los principales niveles de estudio ecológico se ilustran en la figura 1.2.1. En algunos casos, los estudios de investigación y los sistemas abarcan múltiples niveles; sin embargo, cada escala tiene preguntas y enfoques particulares que se utilizan habitualmente. Para ilustrar la investigación ecológica en cada escala, consideraremos los proyectos de investigación de los investigadores del laboratorio del Dr. Brian Todd en el Departamento de Biología de la Vida Silvestre, la Pesca y la Conservación de la UC Davis.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos