Consecuencias del nucleo interno de la tierra

De qué está hecho el núcleo interno

Vista del interior de la Tierra. Se muestra la relación volumétrica de las distintas regiones del núcleo con el conjunto de la Tierra: el núcleo externo (azul pálido) ocupa el 15%, el núcleo interno (rosa) ocupa menos del 1%, y el núcleo interno más interior (rojo) constituye sólo el 0,01% del volumen de la Tierra. El núcleo de la Tierra se encuentra debajo de un manto heterogéneo de 3.000 km de espesor (las anomalías con una velocidad sísmica superior a la media se muestran en azul y las que tienen una velocidad inferior a la media se muestran en rojo), lo que hace que las investigaciones de las propiedades del núcleo sean un reto.

Consecuencias del nucleo interno de la tierra del momento

Al crear condiciones similares a las del centro de la Tierra dentro de una cámara de laboratorio, los investigadores han mejorado la estimación de la edad del núcleo interno sólido de nuestro planeta, situándolo entre 1.000 y 1.300 millones de años.
Los resultados sitúan el núcleo en el extremo más joven de un espectro de edad que suele oscilar entre 1.300 y 4.500 millones de años, pero también lo hacen un poco más antiguo que una estimación reciente de sólo 565 millones de años.
Además, los experimentos y las teorías que los acompañan ayudan a precisar la magnitud de la conducción del calor en el núcleo y las fuentes de energía que alimentan el geodinamo del planeta, el mecanismo que mantiene el campo magnético de la Tierra, que mantiene las brújulas apuntando al norte y ayuda a proteger la vida de los dañinos rayos cósmicos.
“La gente tiene mucha curiosidad y entusiasmo por conocer el origen del geodinamo y la fuerza del campo magnético, porque todo ello contribuye a la habitabilidad de un planeta”, dijo Jung-Fu Lin, profesor de la Escuela Jackson de Geociencias de la Universidad de Texas en Austin, que dirigió la investigación.

Retroalimentación

A medida que la gravedad aumentaba, el material componente más denso era atraído hacia el centro de la Tierra para formar el núcleo interno, compuesto principalmente por hierro y níquel con metales pesados añadidos. A medida que el núcleo interno crecía, también aumentaba sustancialmente su temperatura, ya que la fuerza gravitatoria apretaba los metales con una fuerza tremenda. Al mismo tiempo, se produjeron reacciones nucleares que aumentaron aún más la temperatura.
Con el núcleo interno pesado, la órbita y la rotación de la Tierra se mantienen estables a largo plazo, dándonos el día y la noche y el verano y el invierno. El giro de la Tierra, iniciado al chocar con grandes cuerpos o al añadirse a su estructura, continuará hasta que se produzca una colisión con un objeto espacial muy grande (asteroide o mayor). Fue una colisión con un gran objeto espacial lo que dio a la tierra su inclinación, y las cuatro estaciones para las zonas de clima templado.
El intenso calor del núcleo interno mantiene el núcleo externo como un líquido denso que contiene corrientes de convección debido al calor, y que son dirigidas por el giro de la tierra. También se cree que el núcleo interno se mueve a una velocidad diferente a la del núcleo externo. Estas corrientes de convección arremolinadas dan lugar al campo magnético de la Tierra, que nos mantiene correctamente orientados para viajar y nos protege de los mortíferos rayos cósmicos.

Wikipedia

El núcleo de la Tierra es el centro muy caliente y denso de nuestro planeta. El núcleo, con forma de bola, se encuentra debajo de la corteza fría y frágil y del manto, en su mayor parte sólido. El núcleo se encuentra a unos 2.900 kilómetros (1.802 millas) por debajo de la superficie de la Tierra y tiene un radio de unos 3.485 kilómetros (2.165 millas).
El planeta Tierra es más antiguo que el núcleo. Cuando la Tierra se formó hace unos 4.500 millones de años, era una bola uniforme de roca caliente. La desintegración radiactiva y el calor sobrante de la formación planetaria (la colisión, acreción y compresión de las rocas espaciales) hicieron que la bola se calentara aún más. Finalmente, tras unos 500 millones de años, la temperatura de nuestro joven planeta se calentó hasta el punto de fusión del hierro, unos 1.538° Celsius (2.800° Fahrenheit). Este momento crucial en la historia de la Tierra se denomina catástrofe del hierro.
La catástrofe del hierro permitió un movimiento mayor y más rápido del material rocoso fundido de la Tierra. El material relativamente flotante, como los silicatos, el agua e incluso el aire, permaneció cerca del exterior del planeta. Estos materiales se convirtieron en el manto y la corteza primitivos. Las gotas de hierro, níquel y otros metales pesados gravitaron hacia el centro de la Tierra, convirtiéndose en el núcleo primitivo. Este importante proceso se denomina diferenciación planetaria.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos