Cuantos grados tiene el sol

Cuánto calienta el sol en grados centígrados

El Sol es la estrella situada en el centro del Sistema Solar. Es una esfera casi perfecta de plasma caliente,[18][19] calentada hasta la incandescencia por reacciones de fusión nuclear en su núcleo, que irradia la energía principalmente como luz visible, luz ultravioleta y radiación infrarroja. Es, con mucho, la fuente de energía más importante para la vida en la Tierra. Su diámetro es de unos 1,39 millones de kilómetros (864.000 millas), es decir, 109 veces el de la Tierra. Su masa es unas 330.000 veces mayor que la de la Tierra; representa aproximadamente el 99,86% de la masa total del Sistema Solar[20]. Aproximadamente tres cuartas partes de la masa del Sol están formadas por hidrógeno (~73%); el resto es mayoritariamente helio (~25%), con cantidades mucho menores de elementos más pesados, como oxígeno, carbono, neón y hierro[21].
El Sol es una estrella de secuencia principal de tipo G (G2V) según su clase espectral. Como tal, se le denomina de manera informal y no del todo precisa como una enana amarilla (su luz es más cercana al blanco que al amarillo). Se formó hace aproximadamente 4.600 millones de años[a][14][22] a partir del colapso gravitacional de la materia dentro de una región de una gran nube molecular. La mayor parte de esta materia se concentró en el centro, mientras que el resto se aplanó en un disco orbital que se convirtió en el Sistema Solar. La masa central se volvió tan caliente y densa que acabó iniciando la fusión nuclear en su núcleo. Se cree que casi todas las estrellas se forman mediante este proceso.

Cómo de caliente es el rayo

El sol está en el centro de nuestro sistema solar y es una gran esfera de gas que produce energía y luz. El sol es extremadamente caliente, pero la temperatura exacta del sol varía mucho y depende de la parte del sol que se mire.
El calor del sol se crea por las fuertes fuerzas gravitacionales que producen presiones y temperaturas extremas. Los átomos de hidrógeno del núcleo del sol se comprimen por estas fuerzas gravitatorias, hasta el punto de que se fusionan para crear helio. Esto se llama fusión nuclear, que produce una gran cantidad de energía. Al ritmo que se produce actualmente la fusión nuclear en el sol, los astrónomos predicen que nos quedan aproximadamente 4.000 millones de años hasta que el sol se queme.
El núcleo interno del sol puede alcanzar hasta 27 millones de grados fahrenheit (15 millones de grados celsius). La energía procedente de la fusión nuclear en el núcleo interno del sol viaja hacia el exterior desde el núcleo hasta lo que se denomina la “zona de radiación”, donde la energía rebota en el interior del sol. Cuando escapa de la zona radiativa, llega a la zona convectiva, la capa más alta del interior del sol. La temperatura en esta capa es de aproximadamente 3,5 millones de grados fahrenheit (2 millones de grados celsius).

Radio del sol

El Sol es la estrella situada en el centro del Sistema Solar. Es una esfera casi perfecta de plasma caliente,[18][19] calentada hasta la incandescencia por reacciones de fusión nuclear en su núcleo, que irradia la energía principalmente como luz visible, luz ultravioleta y radiación infrarroja. Es, con mucho, la fuente de energía más importante para la vida en la Tierra. Su diámetro es de unos 1,39 millones de kilómetros (864.000 millas), es decir, 109 veces el de la Tierra. Su masa es unas 330.000 veces mayor que la de la Tierra; representa aproximadamente el 99,86% de la masa total del Sistema Solar[20]. Aproximadamente tres cuartas partes de la masa del Sol están formadas por hidrógeno (~73%); el resto es mayoritariamente helio (~25%), con cantidades mucho menores de elementos más pesados, como oxígeno, carbono, neón y hierro[21].
El Sol es una estrella de secuencia principal de tipo G (G2V) según su clase espectral. Como tal, se le denomina de manera informal y no del todo precisa como una enana amarilla (su luz es más cercana al blanco que al amarillo). Se formó hace aproximadamente 4.600 millones de años[a][14][22] a partir del colapso gravitacional de la materia dentro de una región de una gran nube molecular. La mayor parte de esta materia se concentró en el centro, mientras que el resto se aplanó en un disco orbital que se convirtió en el Sistema Solar. La masa central se volvió tan caliente y densa que acabó iniciando la fusión nuclear en su núcleo. Se cree que casi todas las estrellas se forman mediante este proceso.

De qué está hecho el sol

En el núcleo del Sol, la atracción gravitatoria produce una inmensa presión y temperatura. Algunas estimaciones sitúan las temperaturas en 27 millones de grados Fahrenheit / 15 millones de grados Celsius. El proceso de fusión nuclear se produce cuando los átomos de hidrógeno se comprimen y fusionan, creando helio.
Este proceso genera grandes cantidades de energía, que se irradia hacia la superficie del Sol, la atmósfera y más allá. Desde el núcleo, la energía se desplaza a la zona radiativa, donde rebota hasta un millón de años antes de subir a la zona convectiva, la capa superior del interior del Sol.
Así, la corona del Sol es cientos de veces más caliente que las capas inferiores. Lo interesante es que suponíamos que las temperaturas eran las más frías en la capa más externa cuando, en realidad, no es así. La corona se enfría con el tiempo y, a medida que pierde calor y radiación, la materia se desprende en forma de viento solar, que ocasionalmente se cruza con la trayectoria de la Tierra.
En nuestro sistema solar, el Sol es el objeto más grande y masivo, a una distancia de aproximadamente 149,5 millones de kilómetros de la Tierra o 1 UA. Debido a esta distancia, la luz y el calor del Sol llegan a la Tierra en unos ocho minutos o minutos-luz.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos