Tesla unidad de medida

1 tesla equivale a cuántos weber

Todo lo que es eléctrico, desde una tostadora hasta una línea de alta tensión, produce campos eléctricos y magnéticos. En Australia, los campos eléctricos y magnéticos asociados al uso de la electricidad se generan a una frecuencia de 50 hertzios (Hz) (50 ciclos por segundo).
Tanto los campos eléctricos como los magnéticos son más fuertes cerca de una fuente eléctrica en funcionamiento. La intensidad del campo eléctrico depende del voltaje (normalmente 240 voltios en los hogares) y está presente en cualquier cable con tensión, tanto si se utiliza un aparato eléctrico como si no. Los campos magnéticos, en cambio, son producidos por la corriente eléctrica y sólo están presentes cuando un aparato está en funcionamiento, es decir, no hay campo magnético cuando un aparato eléctrico está apagado.
No hay pruebas científicas establecidas de que la exposición a los campos eléctricos y magnéticos que se encuentran en el hogar, la oficina o cerca de las líneas eléctricas cause efectos adversos para la salud. Sin embargo, hay algunos estudios epidemiológicos (de población) que han informado de una posible asociación entre la exposición prolongada a campos magnéticos de frecuencia extremadamente baja (FEB) a niveles superiores a los habituales y el aumento de las tasas de leucemia infantil. Otras investigaciones, incluyendo estudios en células y animales, no han confirmado estos resultados. En general, las pruebas relacionadas con la leucemia infantil no son sólidas; sin embargo, las personas deben ser conscientes de este problema para poder tomar decisiones con conocimiento de causa.

Unidad de campo magnético

Cuando los científicos hablan de imanes, magnetismo y fuerzas magnéticas, utilizan diferentes unidades para describir las distintas características del magnetismo. Hay dos sistemas de unidades basados en el sistema métrico que utilizan los científicos: Unidades MKS (metro-kilogramo-segundo) y unidades CGS (centímetro-gramo-segundo).
La siguiente característica del magnetismo que los científicos describen es el flujo magnético (Φ). El flujo magnético es una medida de cuántas líneas de campo magnético pasan a través de un área determinada, y se mide en Weber en unidades MKS y en Maxwell en unidades CGS. Este flujo es importante porque los cambios en el flujo magnético crean corriente eléctrica en cualquier circuito eléctrico por el que pase el campo magnético. A continuación se muestra una ilustración de las líneas de campo magnético que atraviesan una superficie.
La última cantidad principal que los científicos suelen utilizar para describir el magnetismo es la densidad de flujo magnético (B). También se denomina comúnmente inducción magnética, y es una medida de la respuesta de un material a un campo magnético. La densidad de flujo magnético de un imán es la forma en que se describe la fuerza de un imán la mayoría de las veces. La densidad de flujo magnético se mide en Weber/metro2 en unidades MKS o en Tesla en unidades CGS. El imán artificial más potente del mundo, situado en el Laboratorio Nacional de Alto Campo Magnético de Tallahassee, Fl, tiene una fuerza de unos 45 Tesla. Eso es casi 1 millón de veces más fuerte que el campo magnético de la Tierra.

1 tesla equivale a un newton

Los campos más potentes que se encuentran en la Tierra procedentes de imanes permanentes son los de las esferas de Halbach y pueden superar las 4,5 T. El récord del mayor campo magnético pulsado sostenido lo han producido los científicos del campus del Laboratorio Nacional de Los Álamos del Laboratorio Nacional de Altos Campos Magnéticos, el primer campo magnético no destructivo del mundo de 100 teslas[2] En septiembre de 2018, investigadores de la Universidad de Tokio generaron un campo de 1200 T que duró del orden de 100 microsegundos utilizando la técnica de compresión de flujo electromagnético[3].
Una partícula, que lleva una carga de un culombio, y se mueve perpendicularmente a través de un campo magnético de un tesla, a una velocidad de un metro por segundo, experimenta una fuerza con magnitud de un newton, según la ley de la fuerza de Lorentz. Como unidad derivada del SI, el tesla también puede expresarse como
En la producción de la fuerza de Lorentz, la diferencia entre los campos eléctricos y los campos magnéticos es que una fuerza de un campo magnético sobre una partícula cargada se debe generalmente al movimiento de la partícula cargada,[5] mientras que la fuerza impartida por un campo eléctrico sobre una partícula cargada no se debe al movimiento de la partícula cargada. Esto puede apreciarse observando las unidades de cada uno. La unidad del campo eléctrico en el sistema de unidades MKS es newtons por culombio, N/C, mientras que el campo magnético (en teslas) puede escribirse como N/(C⋅m/s). El factor de división entre los dos tipos de campo es el metro por segundo (m/s), que es la velocidad. Esta relación pone inmediatamente de manifiesto el hecho de que si un campo electromagnético estático se considera puramente magnético, o puramente eléctrico, o alguna combinación de ellos, depende del marco de referencia de cada uno (es decir, de la velocidad de cada uno con respecto al campo)[6][7].

Fórmula tesla

Los campos más potentes que se encuentran en la Tierra procedentes de imanes permanentes son los de las esferas de Halbach y pueden superar las 4,5 T. El récord del mayor campo magnético pulsado sostenido lo han producido los científicos del campus del Laboratorio Nacional de Los Álamos del Laboratorio Nacional de Altos Campos Magnéticos, el primer campo magnético no destructivo del mundo de 100 teslas[2] En septiembre de 2018, investigadores de la Universidad de Tokio generaron un campo de 1200 T que duró del orden de 100 microsegundos utilizando la técnica de compresión de flujo electromagnético[3].
Una partícula, que lleva una carga de un culombio, y se mueve perpendicularmente a través de un campo magnético de un tesla, a una velocidad de un metro por segundo, experimenta una fuerza con magnitud de un newton, según la ley de la fuerza de Lorentz. Como unidad derivada del SI, el tesla también puede expresarse como
En la producción de la fuerza de Lorentz, la diferencia entre los campos eléctricos y los campos magnéticos es que una fuerza de un campo magnético sobre una partícula cargada se debe generalmente al movimiento de la partícula cargada,[5] mientras que la fuerza impartida por un campo eléctrico sobre una partícula cargada no se debe al movimiento de la partícula cargada. Esto puede apreciarse observando las unidades de cada uno. La unidad del campo eléctrico en el sistema de unidades MKS es newtons por culombio, N/C, mientras que el campo magnético (en teslas) puede escribirse como N/(C⋅m/s). El factor de división entre los dos tipos de campo es el metro por segundo (m/s), que es la velocidad. Esta relación pone inmediatamente de manifiesto el hecho de que si un campo electromagnético estático se considera puramente magnético, o puramente eléctrico, o alguna combinación de ellos, depende del marco de referencia de cada uno (es decir, de la velocidad de cada uno con respecto al campo)[6][7].

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos