Vias de absorcion del farmaco

Cómo aumentar la absorción del fármaco

La administración (por ejemplo, oral, intravenosa, por inhalación) de un fármaco influye en la biodisponibilidad, es decir, en la fracción de la forma activa de un medicamento que entra en el torrente sanguíneo y llega con éxito a su lugar de destino.
Cuando un fármaco se administra por vía intravenosa, no es necesaria la absorción y la biodisponibilidad es del 100%, ya que la forma activa del medicamento pasa inmediatamente a la circulación sistémica. Sin embargo, los medicamentos administrados por vía oral tienen una absorción incompleta y dan lugar a una menor entrega del fármaco en el lugar de acción. Por ejemplo, muchos medicamentos administrados por vía oral se metabolizan en la pared intestinal o en el hígado antes de llegar a la circulación sistémica. Esto se conoce como metabolismo de primer paso, que reduce la absorción del fármaco.
El proceso de distribución del fármaco es importante porque puede afectar a la cantidad de fármaco que acaba en los sitios activos y, por tanto, a la eficacia y toxicidad del fármaco. Un fármaco se desplaza desde el lugar de absorción a los tejidos de todo el cuerpo, como el tejido cerebral, la grasa y el músculo. Hay muchos factores que pueden influir en ello, como el flujo sanguíneo, la lipofilia, el tamaño molecular y la forma en que el fármaco interactúa con los componentes de la sangre, como las proteínas plasmáticas.

Vias de absorcion del farmaco 2021

A menos que se administre por vía intravenosa, un fármaco debe atravesar varias membranas celulares semipermeables antes de llegar a la circulación sistémica. Las membranas celulares son barreras biológicas que inhiben selectivamente el paso de las moléculas de los fármacos. Las membranas están compuestas principalmente por una matriz lipídica bimolecular, que determina las características de permeabilidad de la membrana. Los fármacos pueden atravesar las membranas celulares de la siguiente manera
Los fármacos se difunden a través de una membrana celular desde una región de alta concentración (por ejemplo, fluidos gastrointestinales) a una de baja concentración (por ejemplo, sangre). La velocidad de difusión es directamente proporcional al gradiente, pero también depende de la solubilidad lipídica de la molécula, el tamaño, el grado de ionización y el área de la superficie de absorción. Dado que la membrana celular es lipoidea, los fármacos solubles en lípidos se difunden más rápidamente. Las moléculas pequeñas tienden a penetrar en las membranas más rápidamente que las grandes.
La mayoría de los fármacos son ácidos o bases orgánicas débiles, que existen en formas no ionizadas e ionizadas en un medio acuoso. La forma no ionizada suele ser soluble en lípidos (lipofílica) y se difunde fácilmente a través de las membranas celulares. La forma ionizada tiene una baja solubilidad en lípidos (pero una alta solubilidad en agua, es decir, es hidrofílica) y una alta resistencia eléctrica, por lo que no puede penetrar fácilmente en las membranas celulares.

Retroalimentación

Absorción de fármacosPara que los fármacos sean clínicamente eficaces, deben ser absorbidos.    La absorción es el proceso por el que un fármaco se desplaza desde su lugar de administración hasta el torrente sanguíneo. La composición química de un fármaco, así como el entorno en el que se encuentra, actúan conjuntamente para determinar la velocidad y el grado de absorción del fármaco.
La absorción es el proceso de introducción de un fármaco en el torrente sanguíneo.    La absorción puede llevarse a cabo mediante la administración del fármaco de diferentes maneras (por ejemplo, por vía oral, rectal, intramuscular, subcutánea, inhalación, tópica, etc.).    Hay que tener en cuenta que si un fármaco se administra por vía intravenosa (se introduce directamente en el torrente sanguíneo), la necesidad de absorción se obvia por completo.
Para que se produzca la absorción de un fármaco, éste debe atravesar las barreras biológicas (por ejemplo, las células epiteliales/endoteliales, etc.).    Sólo unos pocos fármacos atraviesan las barreras celulares de forma “activa”, es decir, de una forma que requiere energía (ATP) y mueve el fármaco desde una zona de baja concentración a otra de mayor concentración.        Por otro lado, la mayoría de los fármacos atraviesan las barreras celulares mediante difusión pasiva; es decir, los fármacos simplemente se mueven desde una zona de mayor concentración a otra de menor concentración al difundirse a través de las membranas celulares.    Este tipo de movimiento del fármaco no requiere ningún gasto de energía, pero estará influenciado por el tamaño del fármaco y la solubilidad del mismo.

Lista de medicamentos que se absorben en el intestino delgado

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Absorción” farmacología – noticias – periódicos – libros – scholar – JSTOR (junio de 2018) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
El fármaco viaja por alguna vía de administración (oral, tópico-dérmica, etc.) en una forma de dosificación elegida (por ejemplo, comprimidos, cápsulas o en solución)[3] La absorción por algunas otras vías, como la terapia intravenosa, la inyección intramuscular, la nutrición enteral, es aún más sencilla y hay menos variabilidad en la absorción y la biodisponibilidad suele ser cercana al 100%. La administración intravascular no implica absorción y no hay pérdida de fármaco[4] La vía de absorción más rápida es la inhalación[5].
La absorción es uno de los principales objetivos en el desarrollo de fármacos y en la química médica, ya que un fármaco debe ser absorbido antes de que se produzca cualquier efecto medicinal. Además, el perfil farmacocinético del fármaco puede modificarse fácil y significativamente ajustando los factores que afectan a la absorción.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos