Prestamos sin garantias a personas particulares

Préstamos no garantizados para créditos malos

La necesidad de un capital adecuado para particulares y empresas es primordial. Se puede acceder al capital en forma de préstamo de un banco o de una empresa financiera no bancaria (NBFC). Los préstamos son principalmente de dos tipos: garantizados y no garantizados.
Un préstamo garantizado es un tipo de préstamo que se concede a cambio de un activo. La institución financiera retiene el activo del prestatario como garantía contra el impago del préstamo. Por otro lado, los bancos también ofrecen préstamos sin ninguna garantía. Los préstamos sin garantía, o sin aval, se conceden después de tener en cuenta varios factores, como la solvencia del prestatario. Desde el punto de vista del prestamista, los préstamos sin garantía conllevan más riesgos que un préstamo con garantía.
Aunque el tipo de interés varía de un prestamista a otro, los préstamos sin garantía tienen un tipo de interés más alto que los préstamos con garantía. Los préstamos sin garantía son relativamente más arriesgados para el prestamista y los tipos de interés más altos ayudan a compensar el riesgo más rápidamente.
Dado que los prestamistas no piden garantías al ofrecer un préstamo sin garantía, intentan acumular la mayor cantidad de datos posible sobre la solvencia del prestatario. Se analizan muchos datos antes de conceder un préstamo sin garantía y, por lo tanto, los prestatarios necesitan un perfil crediticio sólido para obtener un préstamo. Algunos prestamistas ofrecen un préstamo sin garantía incluso a personas con una puntuación crediticia baja, pero el tipo de interés es considerablemente más alto.

Avant

Somos un servicio de comparación independiente y con publicidad. Nuestro objetivo es ayudarle a tomar decisiones financieras más inteligentes proporcionándole herramientas interactivas y calculadoras financieras, publicando contenidos originales y objetivos, permitiéndole realizar investigaciones y comparar información de forma gratuita, para que pueda tomar decisiones financieras con confianza.
Las ofertas que aparecen en este sitio son de empresas que nos compensan. Esta compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en este sitio, incluyendo, por ejemplo, el orden en que pueden aparecer dentro de las categorías del listado. Pero esta compensación no influye en la información que publicamos, ni en las reseñas que usted ve en este sitio. No incluimos el universo de empresas u ofertas financieras que pueden estar disponibles para usted.
Nuestros reporteros y editores de préstamos se centran en los puntos que más preocupan a los consumidores: los distintos tipos de préstamos, los mejores tipos, los mejores prestamistas, cómo pagar las deudas y mucho más, para que pueda sentirse seguro a la hora de invertir su dinero.

Préstamo empresarial no garantizado

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Un préstamo sin garantía es un préstamo que no requiere ningún tipo de aval. En lugar de basarse en los activos del prestatario como garantía, los prestamistas aprueban los préstamos sin garantía basándose en la solvencia del prestatario. Algunos ejemplos de préstamos sin garantía son los préstamos personales, los préstamos para estudiantes y las tarjetas de crédito.
Los préstamos sin garantía -a veces denominados préstamos a la firma o préstamos personales- se aprueban sin el uso de propiedades u otros activos como garantía. Las condiciones de estos préstamos, incluidas la aprobación y la recepción, suelen depender de la puntuación crediticia del prestatario.  Normalmente, los prestatarios deben tener una puntuación de crédito alta para que se les apruebe un préstamo sin garantía.

Freedomp…

Si necesita financiar un próximo proyecto, gastos imprevistos o incluso la matrícula, los préstamos sin garantía pueden ayudarle a obtener financiación sin tener que pignorar una garantía como su casa. Estos préstamos suelen tener unos requisitos de calificación y solicitud menos exigentes que los préstamos garantizados, y muchos prestamistas ofrecen financiación en el mismo día o al día siguiente.
Dicho esto, los préstamos sin garantía suponen un mayor riesgo para los prestamistas, por lo que es posible que tenga que enfrentarse a tipos de interés más altos y a condiciones menos favorables en comparación con los préstamos con garantía. Le mostraremos cómo funcionan los préstamos sin garantía y le ayudaremos a decidir si son una buena opción para usted.
También llamados préstamos de buena fe o préstamos a la firma, los préstamos sin garantía son aquellos que no requieren que el prestatario pignore ninguna garantía. Los tipos más comunes de préstamos sin garantía son los préstamos personales, los préstamos para estudiantes y las tarjetas de crédito sin garantía. Puede obtener estos préstamos de una amplia gama de prestamistas tradicionales, en línea y respaldados por el gobierno, y el proceso de solicitud suele ser menos riguroso que el de los préstamos garantizados.
Dado que los préstamos sin garantía no exigen aval, son más arriesgados para los prestamistas que los garantizados: en lugar de embargar los activos si el prestatario no paga, los bancos se limitan a realizar acciones de cobro como el embargo de salarios. Para limitar su riesgo al conceder préstamos sin garantía, los bancos y otros prestamistas suelen exigir una puntuación de crédito más alta para poder optar a ellos. Los préstamos sin garantía también tienen tipos de interés más altos y condiciones menos favorables que sus homólogos con garantía.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos