Calendario del sol maya

Calendario azteca

Los fundamentos del calendario maya se basan en un sistema de uso común en toda la región, que se remonta al menos al siglo V a.C. Comparte muchos aspectos con los calendarios empleados por otras civilizaciones mesoamericanas anteriores, como la zapoteca y la olmeca, y otras contemporáneas o posteriores, como los calendarios mixteco y azteca[3].
Según la tradición mitológica maya, tal y como se documenta en los relatos yucatecos coloniales y se reconstruye a partir de las inscripciones del Clásico Tardío y el Postclásico, a la deidad Itzamna se le atribuye con frecuencia haber aportado el conocimiento del sistema calendárico a los mayas ancestrales, junto con la escritura en general y otros aspectos fundacionales de la cultura maya[4].
El calendario maya consta de varios ciclos o cuentas de diferente duración. El conteo de 260 días es conocido por los estudiosos como el Tzolkin, o Tzolkʼin.[5] El Tzolkin se combinó con un año solar impreciso de 365 días conocido como el Haabʼ para formar un ciclo sincronizado que dura 52 Haabʼ, llamado la Ronda del Calendario. La Ronda Calendárica sigue siendo utilizada por muchos grupos del altiplano guatemalteco[6].

Datos del calendario maya

Los fundamentos del calendario maya se basan en un sistema que ha sido de uso común en toda la región y que se remonta al menos al siglo V a.C. Comparte muchos aspectos con los calendarios empleados por otras civilizaciones mesoamericanas anteriores, como la zapoteca y la olmeca, y otras contemporáneas o posteriores, como los calendarios mixteco y azteca[3].
Según la tradición mitológica maya, tal y como se documenta en los relatos yucatecos coloniales y se reconstruye a partir de las inscripciones del Clásico Tardío y el Postclásico, a la deidad Itzamna se le atribuye con frecuencia haber aportado el conocimiento del sistema calendárico a los mayas ancestrales, junto con la escritura en general y otros aspectos fundacionales de la cultura maya[4].
El calendario maya consta de varios ciclos o cuentas de diferente duración. El conteo de 260 días es conocido por los estudiosos como el Tzolkin, o Tzolkʼin.[5] El Tzolkin se combinó con un año solar vago de 365 días conocido como el Haabʼ para formar un ciclo sincronizado que dura 52 Haabʼ, llamado la Ronda del Calendario. La Ronda Calendárica sigue siendo utilizada por muchos grupos del altiplano guatemalteco[6].

Comentarios

Los fundamentos del calendario maya se basan en un sistema de uso común en toda la región, que se remonta al menos al siglo V a.C. Comparte muchos aspectos con los calendarios empleados por otras civilizaciones mesoamericanas anteriores, como la zapoteca y la olmeca, y otras contemporáneas o posteriores, como los calendarios mixteco y azteca[3].
Según la tradición mitológica maya, tal y como se documenta en los relatos yucatecos coloniales y se reconstruye a partir de las inscripciones del Clásico Tardío y el Postclásico, a la deidad Itzamna se le atribuye con frecuencia haber aportado el conocimiento del sistema calendárico a los mayas ancestrales, junto con la escritura en general y otros aspectos fundacionales de la cultura maya[4].
El calendario maya consta de varios ciclos o cuentas de diferente duración. El conteo de 260 días es conocido por los estudiosos como el Tzolkin, o Tzolkʼin.[5] El Tzolkin se combinó con un año solar vago de 365 días conocido como el Haabʼ para formar un ciclo sincronizado que dura 52 Haabʼ, llamado la Ronda del Calendario. La Ronda Calendárica sigue siendo utilizada por muchos grupos del altiplano guatemalteco[6].

Wikipedia

Los fundamentos del calendario maya se basan en un sistema que había sido de uso común en toda la región y que se remonta al menos al siglo V a.C. Comparte muchos aspectos con los calendarios empleados por otras civilizaciones mesoamericanas anteriores, como la zapoteca y la olmeca, y otras contemporáneas o posteriores, como los calendarios mixteco y azteca[3].
Según la tradición mitológica maya, tal y como se documenta en los relatos yucatecos coloniales y se reconstruye a partir de las inscripciones del Clásico Tardío y el Postclásico, a la deidad Itzamna se le atribuye con frecuencia haber aportado el conocimiento del sistema calendárico a los mayas ancestrales, junto con la escritura en general y otros aspectos fundacionales de la cultura maya[4].
El calendario maya consta de varios ciclos o cuentas de diferente duración. El conteo de 260 días es conocido por los estudiosos como el Tzolkin, o Tzolkʼin.[5] El Tzolkin se combinó con un año solar impreciso de 365 días conocido como el Haabʼ para formar un ciclo sincronizado que dura 52 Haabʼ, llamado la Ronda del Calendario. La Ronda Calendárica sigue siendo utilizada por muchos grupos del altiplano guatemalteco[6].

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos