Cual es el uso del telescopio

Cómo funciona un telescopio

Los primeros telescopios enfocaban la luz mediante piezas de vidrio curvado y transparente, llamadas lentes. Sin embargo, la mayoría de los telescopios actuales utilizan espejos curvos para recoger la luz del cielo nocturno. La forma del espejo o lente de un telescopio concentra la luz. Esa luz es la que vemos cuando miramos por un telescopio.
Los primeros telescopios concentraban la luz utilizando piezas de vidrio curvado y transparente, llamadas lentes. ¿Por qué utilizamos hoy espejos? Porque los espejos son más ligeros y es más fácil hacerlos perfectamente lisos que las lentes.
Los espejos o lentes de un telescopio se llaman “óptica”. Los telescopios realmente potentes pueden ver cosas muy tenues y muy lejanas. Para ello, las ópticas -ya sean espejos o lentes- tienen que ser muy grandes.
La óptica de un telescopio debe ser casi perfecta. Esto significa que los espejos y las lentes deben tener la forma adecuada para concentrar la luz. No pueden tener manchas, arañazos u otros defectos. Si tienen esos problemas, la imagen se deforma o se vuelve borrosa y es difícil de ver. Es difícil hacer un espejo perfecto, pero aún más difícil es hacer una lente perfecta.

Telescopio óptico

¡Bienvenido a la afición! Utilizar su telescopio por primera vez es un primer paso emocionante para explorar el universo. Esta guía le guiará a través de todas las partes de su telescopio y le proporcionará consejos para maximizar su experiencia de observación de las estrellas.
Cada parte del telescopio trabaja conjuntamente para funcionar como un potente sistema de observación. Hay tres tipos principales: refractor, reflector y catadióptrico. Para saber más sobre los diferentes tipos, y si te preguntas cuál tienes, consulta nuestro blog sobre los diferentes tipos de telescopios.
Lo siguiente que debes conocer de tu telescopio son sus accesorios. Hay muchos, muchos accesorios y puede ser fácil sentirse abrumado al principio. Tenemos una guía de los 10 mejores para ayudarle a empezar a hacer su selección.
Uno de los primeros tipos de accesorios que debe conocer antes de utilizar su telescopio son los oculares. Echemos un vistazo a lo que hacen y cómo usarlos a continuación en esta guía de telescopios para principiantes.
Los oculares se definen en parte por su distancia focal. La distancia focal de su ocular está estampada en algún lugar del mismo, normalmente en “mm”. La distancia focal le indicará su aumento/potencia a partir de una sencilla fórmula (la distancia focal del telescopio dividida por la distancia focal del ocular).

Radiotelescopio

El telescopio es un dispositivo sencillo destinado a mejorar la visión, haciendo que las cosas lejanas parezcan más cercanas. Esto es lo que lo hace tan útil y versátil para su uso en tierra y en el mar. No sólo se han fabricado muchos tipos diferentes de telescopio en los últimos cuatro siglos, sino que también se han utilizado mejoras telescópicas en muchos otros instrumentos y accesorios.
Visite el Real Observatorio para ver su variada colección de tipos y funciones de telescopios, incluido el telescopio con el que James Bradley descubrió la aberración de la luz, telescopios para astrónomos aficionados y profesionales, y telescopios de uso cotidiano en tierra y en el mar.
Los historiadores no están absolutamente seguros de quién inventó el telescopio, pero se sabe que en 1608 un fabricante de gafas holandés, Hans Lipperhey, anunció un nuevo instrumento de visión basado en lentes que hacía que los objetos lejanos parecieran mucho más cercanos. Ésta es la primera evidencia que tenemos de la invención del telescopio, el primer instrumento científico que amplía uno de los sentidos humanos.
Desde entonces, el telescopio ha evolucionado como un instrumento científico clave que ha cambiado nuestra percepción del mundo y del universo que nos rodea. Fue en la astronomía, en particular, donde el telescopio tuvo un enorme impacto, empezando por los descubrimientos de Galileo Galilei, cuyos trabajos empezaron a cambiar nuestra comprensión del universo.

Observatorio keck

Muchos científicos interactúan directamente con lo que estudian. Los biólogos pueden recoger células, semillas o erizos de mar y ponerlos en un entorno controlado de laboratorio. Los físicos pueden someter a los metales a tensiones o hacer chocar átomos entre sí. Los geólogos pueden desmenuzar las rocas para ver lo que hay en su interior. Pero los astrónomos, los científicos que estudian el universo más allá de la Tierra, rara vez tienen la oportunidad de entrar en contacto directo con su objeto. Los astrónomos observan a sus sujetos a distancia, ¡generalmente a una distancia muy grande!
La Tierra está separada del resto del universo por grandes extensiones de espacio. En muy raras ocasiones nos llega materia de fuera del entorno de la Tierra, como cuando un meteorito atraviesa la atmósfera desde otro lugar del sistema solar. Pero, en su mayor parte, los astrónomos tienen una fuente principal de datos: la luz. La luz puede viajar a través del espacio vacío y, al hacerlo, transporta tanto energía como información. La luz es un tipo de radiación electromagnética (EM), energía que se transmite a través del espacio como una onda.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos