Cuales son las 8 fases de la luna

4 fases de la luna

En general, vemos 8 fases principales de la luna. A veces, su forma es de luna llena, de media luna o sólo de una franja. La luna llena, la luna nueva, la media luna, el cuarto de luna, la luna menguante y la luna creciente son las fases de la luna.
El sol brilla sobre la luna. Pero sólo podemos ver la mitad de la luna. Durante la luna llena, toda la superficie iluminada está de cara a nosotros. Pero en la luna nueva, la superficie iluminada está apuntando hacia fuera de la Tierra. El índice muestra
Las 8 fases principales de la Luna 1. Luna nueva 2. Luna creciente 3. Cuarto creciente (media luna) 4. Luna creciente gibosa 5. Luna llena 6. Luna gibosa menguante 7. Último cuarto de luna (media luna) 8. Luna creciente ¿Por qué la luna tiene fases? 1. Las lunas nuevas son muy difíciles de ver porque la luna nueva siempre está más cerca del sol. En otras palabras, el sol no brilla sobre la luna desde la perspectiva de la Tierra. Por eso es tan difícil ver una luna nueva. Si el sol está al otro lado de la luna, significa que se trata de una luna nueva. Y esta es realmente la primera fase de las 8 fases principales de la luna.

Significado de las fases de la luna

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Fase lunar” – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (julio de 2012) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
La fase lunar o fase de la Luna es la forma de la porción directamente iluminada por el sol de la Luna vista desde la Tierra. Las fases lunares cambian gradualmente a lo largo de un mes sinódico (unos 29,53 días) a medida que cambian las posiciones orbitales de la Luna alrededor de la Tierra y de la Tierra alrededor del Sol.
Las fases de la Luna vistas hacia el sur desde el hemisferio norte. Cada fase se giraría 180° si se viera hacia el norte desde el hemisferio sur. La parte superior del diagrama no está a escala, ya que la Luna está mucho más lejos de la Tierra de lo que se muestra aquí.
Hay cuatro fases lunares principales: la luna nueva, el primer cuarto, la luna llena y el último cuarto (también conocido como tercer o último cuarto), cuando la longitud eclíptica de la Luna forma un ángulo con el Sol (visto desde el centro de la Tierra) de 0°, 90°, 180° y 270°, respectivamente[1][a] Cada una de estas fases aparece en momentos ligeramente diferentes en distintos lugares de la Tierra. Durante los intervalos entre las fases principales hay fases intermedias, durante las cuales la forma aparente de la Luna es creciente o gibosa. Por término medio, las fases intermedias duran un cuarto de un mes sinódico, es decir, 7,38 días[b]. El descriptor creciente se utiliza para una fase intermedia cuando la forma aparente de la Luna se engrosa, desde la luna nueva hasta la luna llena, y menguante cuando la forma se adelgaza. La duración más larga entre la luna llena y la luna nueva (o la luna nueva y la luna llena) dura unos 15 días y 14+1⁄2 horas, mientras que la duración más corta entre la luna llena y la luna nueva (o la luna nueva y la luna llena) dura sólo unos 13 días y 22+1⁄2 horas.

Luna creciente

Las mujeres han mirado al cielo desde el principio de los tiempos, sintonizando con sus propios ritmos naturales y permitiendo que mamá luna ilumine el camino. Durante un tiempo, perdimos esta conexión con nosotras mismas y con Ella. Pero, poco a poco, estamos despertando y volviendo a casa.
La luna nueva es un momento de quietud y de sintonía con nuestra sabiduría interna. Es un momento para dejar ir todo lo que ya no nos sirve, para poder hacer espacio para lo nuevo. Cuando bajamos el ritmo, somos capaces de escuchar lo que realmente queremos y necesitamos a nivel del alma, y a partir de esto podemos establecer nuevas intenciones para la próxima fase lunar y más allá.
Este es el momento perfecto para empezar un nuevo proyecto o hábito o desafiarse a sí mismo para hacer algo diferente. También es un buen momento para comprobar qué áreas de tu vida están desequilibradas y darles nueva vida.
Si es la primera vez que trabajas con las fases lunares, te recomiendo que empieces con la luna nueva y la luna llena. Una vez que te sientas en sintonía con estas dos fases lunares, puedes ver si trabajar con cuatro fases te funciona, y luego pasar gradualmente a ocho.

Qué causa las fases de la luna

¿Por qué la Luna ilumina el cielo una noche y al día siguiente parece desaparecer? Recurrimos al Libro de la Luna de la Dra. Maggie Aderin-Pocock para obtener una visión clara de las ocho fases diferentes de nuestra compañera celeste más cercana.
La Luna, cuando es visible, suele ser lo más brillante del cielo nocturno. Sin embargo, es importante señalar el papel vital que desempeña el Sol en nuestras observaciones de la Luna y del sistema solar en su conjunto. En efecto, el Sol es la fuente de luz que nos permite observar los demás objetos que nos rodean. La Luna y los planetas no generan luz propia, por lo que para verlos necesitamos detectar la luz solar reflejada en sus superficies.
Al igual que ocurre con la Tierra, la mitad de la superficie de la Luna (la cara diurna) está siempre iluminada por el Sol. Sin embargo, como la Luna orbita alrededor de la Tierra, la porción iluminada por el Sol que puede observarse varía a lo largo del mes a medida que la Luna se mueve alrededor de nosotros.
Las distintas vistas o fases de la Luna se han dividido en ocho prácticas descripciones que nos permiten comprender qué parte de la cara diurna de la Luna es visible desde nuestro punto de vista en la Tierra, a medida que avanza el mes.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos