Cuántos satélites naturales tiene mercurio

Cuántos satélites naturales tiene mercurio

Cuántos satélites naturales tiene mercurio

Hipocampo

La mayoría de los 205 satélites naturales conocidos de los planetas son satélites naturales. Ganímedes, seguido de Titán, Calisto, Io y la Luna de la Tierra son los mayores satélites naturales del Sistema Solar (véase Lista de satélites naturales § Lista). Venus no tiene satélites naturales, mientras que Neptuno tiene 14.
Un satélite natural es, en el uso más común, un cuerpo astronómico que orbita alrededor de un planeta o planeta menor (o a veces de otro cuerpo pequeño del Sistema Solar). Aunque los satélites naturales suelen denominarse coloquialmente lunas, sólo existe la Luna de la Tierra.
También se sabe que los planetas enanos incluidos en la lista de la IAU tienen satélites naturales: Plutón, Haumea, Makemake y Eris.[1] A fecha de septiembre de 2018[actualización], se conocen otros 334 planetas menores con satélites naturales[2].
El primer satélite natural conocido fue la Luna, pero se consideró un «planeta» hasta la introducción de Copérnico en De revolutionibus orbium coelestium en 1543. Hasta el descubrimiento de los satélites galileanos en 1610 no hubo oportunidad de referirse a estos objetos como una clase. Galileo optó por referirse a sus descubrimientos como Planetæ («planetas»), pero los descubridores posteriores eligieron otros términos para distinguirlos de los objetos que orbitaban[cita requerida].

Ver más

La mayoría de los 205 satélites naturales conocidos de los planetas son satélites naturales. Ganímedes, seguido de Titán, Calisto, Io y la Luna de la Tierra son los mayores satélites naturales del Sistema Solar (véase Lista de satélites naturales § Lista). Venus no tiene satélites naturales, mientras que Neptuno tiene 14.
Un satélite natural es, en el uso más común, un cuerpo astronómico que orbita alrededor de un planeta o planeta menor (o a veces de otro cuerpo pequeño del Sistema Solar). Aunque los satélites naturales suelen denominarse coloquialmente lunas, sólo existe la Luna de la Tierra.
También se sabe que los planetas enanos incluidos en la lista de la IAU tienen satélites naturales: Plutón, Haumea, Makemake y Eris.[1] A fecha de septiembre de 2018[actualización], se conocen otros 334 planetas menores con satélites naturales[2].
El primer satélite natural conocido fue la Luna, pero se consideró un «planeta» hasta la introducción de Copérnico en De revolutionibus orbium coelestium en 1543. Hasta el descubrimiento de los satélites galileanos en 1610 no hubo oportunidad de referirse a estos objetos como una clase. Galileo optó por referirse a sus descubrimientos como Planetæ («planetas»), pero los descubridores posteriores eligieron otros términos para distinguirlos de los objetos que orbitaban[cita requerida].

Deimos

La mayoría de los 205 satélites naturales conocidos de los planetas son satélites naturales. Ganímedes, seguido de Titán, Calisto, Io y la Luna de la Tierra son los mayores satélites naturales del Sistema Solar (véase Lista de satélites naturales § Lista). Venus no tiene satélites naturales, mientras que Neptuno tiene 14.
Un satélite natural es, en el uso más común, un cuerpo astronómico que orbita alrededor de un planeta o planeta menor (o a veces de otro cuerpo pequeño del Sistema Solar). Aunque los satélites naturales suelen denominarse coloquialmente lunas, sólo existe la Luna de la Tierra.
También se sabe que los planetas enanos incluidos en la lista de la IAU tienen satélites naturales: Plutón, Haumea, Makemake y Eris.[1] A fecha de septiembre de 2018[actualización], se conocen otros 334 planetas menores con satélites naturales[2].
El primer satélite natural conocido fue la Luna, pero se consideró un «planeta» hasta la introducción de Copérnico en De revolutionibus orbium coelestium en 1543. Hasta el descubrimiento de los satélites galileanos en 1610 no hubo oportunidad de referirse a estos objetos como una clase. Galileo optó por referirse a sus descubrimientos como Planetæ («planetas»), pero los descubridores posteriores eligieron otros términos para distinguirlos de los objetos que orbitaban[cita requerida].

Venus

La mayoría de los 205 satélites naturales conocidos de los planetas son satélites naturales. Ganímedes, seguido de Titán, Calisto, Io y la Luna de la Tierra son los mayores satélites naturales del Sistema Solar (véase Lista de satélites naturales § Lista). Venus no tiene satélites naturales, mientras que Neptuno tiene 14.
Un satélite natural es, en el uso más común, un cuerpo astronómico que orbita alrededor de un planeta o planeta menor (o a veces de otro cuerpo pequeño del Sistema Solar). Aunque los satélites naturales suelen denominarse coloquialmente lunas, sólo existe la Luna de la Tierra.
También se sabe que los planetas enanos incluidos en la lista de la IAU tienen satélites naturales: Plutón, Haumea, Makemake y Eris.[1] A fecha de septiembre de 2018[actualización], se conocen otros 334 planetas menores con satélites naturales[2].
El primer satélite natural conocido fue la Luna, pero se consideró un «planeta» hasta la introducción de Copérnico en De revolutionibus orbium coelestium en 1543. Hasta el descubrimiento de los satélites galileanos en 1610 no hubo oportunidad de referirse a estos objetos como una clase. Galileo optó por referirse a sus descubrimientos como Planetæ («planetas»), pero los descubridores posteriores eligieron otros términos para distinguirlos de los objetos que orbitaban[cita requerida].

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos