Imagenes de maleabilidad en fisica

Ver más

La maleabilidad es una propiedad física de los metales que define su capacidad para ser martillados, prensados o enrollados en láminas finas sin romperse. En otras palabras, es la propiedad de un metal de deformarse bajo compresión y adoptar una nueva forma.
La maleabilidad de un metal puede medirse en función de la presión (esfuerzo de compresión) que puede soportar sin romperse.  Las diferencias de maleabilidad entre los distintos metales se deben a las variaciones en sus estructuras cristalinas.
A nivel molecular, la tensión de compresión obliga a los átomos de los metales maleables a rodar unos sobre otros hacia nuevas posiciones sin romper su enlace metálico. Cuando se ejerce una gran tensión sobre un metal maleable, los átomos ruedan unos sobre otros y permanecen permanentemente en su nueva posición.
La estructura cristalina de los metales más duros, como el antimonio y el bismuto, hace más difícil presionar a los átomos para que adopten nuevas posiciones sin romperse. Esto se debe a que las filas de átomos del metal no están alineadas.
En otras palabras, existen más límites de grano, que son áreas donde los átomos no están tan fuertemente conectados. Los metales tienden a fracturarse en estos límites de grano. Por tanto, cuantos más límites de grano tenga un metal, más duro, más frágil y menos maleable será.

Plomo

” Volver al índice del glosarioUn metal es un tipo de materia, generalmente derivado de las rocas que se encuentran en la naturaleza. Algunos ejemplos de metales son el hierro, el aluminio y el latón.  La estructura atómica, de la que se habla más adelante en este artículo, crea las distintas propiedades de los metales.
Pepita de oro: a veces se encuentra oro en la naturaleza (¡si tienes suerte!) [Fuente de la imagen: http://resourcescommittee.house.gov/subcommittees/emr/ usgsweb/photogallery/, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=38780, Recuperado de https://en.wikipedia.org/wiki/Metal 8 de julio de 2017]Los metales son:
Las propiedades de los metales son el resultado de su estructura atómica única. La mayoría de los metales están formados por una “red” de átomos. Una red es una disposición de los átomos en un patrón regular que da lugar a la formación de cristales.*
Iones metálicos en un mar de electrones. [Fuente: Jkwchui: Jkwchui – Obra propia, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=12617370 Recuperado de https://en.wikipedia.org/wiki/Ion 6 de julio de 2017]  Este diagrama muestra la disposición atómica de los metales. Los átomos se muestran en azul con un núcleo central negro. Los electrones que se originan en la parte más externa del átomo fluyen libremente por la red. Es decir, salen volando de sus átomos y forman un mar agitado de electrones que no están unidos a ningún átomo en particular. Por tanto, los átomos azules se llaman más exactamente “iones” y tienen una carga positiva. Los electrones sueltos se llaman “electrones libres” o “electrones de conductividad”. Son los responsables de la buena conductividad térmica y eléctrica de los metales. También desempeñan un papel fundamental en el magnetismo.

Ver más

Aunque se trate de una definición ligeramente imprecisa de la luz, si se asume que la mayoría de los no físicos pueden considerar la luz como luz visible, que va de 0,4 micras (azul) a 0,7 micras (rojo), entonces, como suelen decir los eslóganes publicitarios, es casi la verdad.
Un estudio realizado por Nutting y Nuttall en la Universidad de Leeds descubrió que “el oro no es intrínsecamente más dúctil que otros metales cúbicos centrados en la cara”, como el cobre. Los autores descubrieron mediante experimentación que “el oro es considerablemente menos dúctil en tensión que la plata”. Pero cuando la lámina batida se vuelve muy fina, otros metales tienden a fragmentarse, mientras que el oro se mantiene unido.
En caso de deformación, se produce un deslizamiento de los límites del grano en los metales. Si la lámina llega a ser más fina que el tamaño del grano, “pueden formarse nuevos subgranos por movimientos de dislocación e interacciones totalmente dentro del volumen de la lámina”. Así que no sólo se deslizan los límites de los granos, sino que se pueden formar nuevos límites de grano. Es probable que estos límites de grano que se deslizan y multiplican contribuyan de forma significativa a la deformación que aplana la lámina bajo tensión.

La ductilidad y la maleabilidad son ejemplos de qué propiedades

Entiendo cómo la estructura fcc permite la deformación plástica en los metales, pero ¿por qué el oro, en particular, es el más maleable y dúctil de los metales fcc? ¿Hay algo en la estructura electrónica del oro (como el número de electrones libres por átomo, la densidad de estados en la banda de conducción, etc.) que permite que el oro sea “blando” bajo fuerzas de compresión, pero fuertemente cohesivo bajo tensión, más que cualquiera de los otros metales fcc?
Pero hay otra: la gran pureza del Au que se puede obtener fácilmente. Dado que las impurezas dificultan el movimiento de dislocación, provocan fragilidad. Con el diagrama de Ellingham se puede entender una propiedad especial del Au: Obsérvese el círculo rojo que destaca la posición auf Au2O3 que ya está por encima de 0 kJ/mole a 0 K.
Dado que la disociación del Au2O3 en Au + O2 conduce a un aumento de la entropía, la pendiente de la curva del Au es positiva en este diagrama, al igual que para los demás metales. Esto significa que el Au nunca alcanzará el régimen negativo y, por tanto, no formará óxidos, lo que diferencia al Au de los demás metales. Esta es la razón por la que el oro se encuentra en forma de pepitas y no como mineral donde se mezclaría con otros óxidos metálicos. Por lo tanto, el oro es un material muy blando (no sólo en teoría) que puede ser martillado en finas láminas de hasta 100 nm de espesor

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos