Indica la cantidad de vapor de agua presente en el aire que depende de la temperatura

El vapor de agua en la atmósfera

la temperatura a la que se puede contener la máxima cantidad de vapor de agua se denomina temperatura de rocío o de bulbo húmedo o de saturación y es y una parte se segrega con una línea azul en el diagrama de la figura. Por debajo de esta temperatura (si se va a la izquierda sobre la línea, a partir del punto 1) se condensa el vapor. Esta cantidad (indicada en la escala de la derecha) cambia con la temperatura según el diagrama psicimétrico de Mollier. Si se calienta el aire del punto 2 a lo largo de la línea roja, el % de humedad disminuye y, por ejemplo, en el punto 3 es del 50% (mientras que en el punto 2 es del 100%)
El gráfico anterior muestra la humedad absoluta en el lateral, en gramos de agua por kilogramo de aire. El valor de la parte inferior es la temperatura. La línea roja curva indica el punto de saturación. Así, si tuviéramos un aire a 15 grados, la cantidad de vapor de agua que supondría el 100% de humedad relativa o el punto de saturación sería de 10 gramos de vapor de agua por kilogramo de aire.

Humedad y temperatura

El aire caliente se expande y se eleva; el aire frío se contrae -se vuelve más denso- y se hunde; y la capacidad del aire para retener agua depende de su temperatura. Un determinado volumen de aire a 20ºC (68ºF) puede contener el doble de vapor de agua que a 10ºC (50ºF). La relación entre la cantidad de agua que una determinada masa de aire contiene realmente y la cantidad que puede contener es su humedad relativa.
Cuando el aire retiene todo el vapor de agua posible para una temperatura determinada (100% de humedad relativa), se dice que está saturado. Si el aire saturado se calienta, puede retener más agua (la humedad relativa disminuye), razón por la que el aire caliente se utiliza para secar objetos: absorbe la humedad. Por otro lado, el aire saturado que se enfría (se dice que está en su punto de rocío) fuerza la salida del agua (condensación). Por eso un recipiente con una bebida fría transpira: enfría el aire que tiene al lado y la humedad del aire se condensa en el exterior de la lata.
El aire calentado por las corrientes marinas recoge mucha humedad. A medida que el aire calentado sube, se expande, lo que se mide en la superficie como una baja presión del aire. El aire que se expande se enfría, lo que le obliga a perder su humedad en forma de lluvia o nieve. Lo contrario ocurre con el aire que se hunde. Este aire se comprime y se calienta. En una zona de alta presión como ésta, el aire absorbe la humedad de su entorno.

Condensación del vapor de agua alrededor de las partículas de polvo en la atmósfera

La temperatura a la que se puede contener la máxima cantidad de vapor de agua se denomina temperatura de rocío o de bulbo húmedo o de saturación y es y una parte se segrega con una línea azul en el diagrama de la figura. Por debajo de esta temperatura (si se va a la izquierda sobre la línea, a partir del punto 1) se condensa el vapor. Esta cantidad (indicada en la escala de la derecha) cambia con la temperatura según el diagrama psicimétrico de Mollier. Si se calienta el aire del punto 2 a lo largo de la línea roja, el % de humedad disminuye y, por ejemplo, en el punto 3 es del 50% (mientras que en el punto 2 es del 100%)
El gráfico anterior muestra la humedad absoluta en el lateral, en gramos de agua por kilogramo de aire. El valor de la parte inferior es la temperatura. La línea roja curva indica el punto de saturación. Así, si tuviéramos un aire a 15 grados, la cantidad de vapor de agua que supondría el 100% de humedad relativa o el punto de saturación sería de 10 gramos de vapor de agua por kilogramo de aire.

La cantidad de vapor de agua presente en el aire se llama

El agua puede existir como sólido, líquido o gas en las condiciones típicas de la Tierra. Como hemos aprendido, el proceso por el que el agua líquida se convierte en vapor de agua se llama evaporación y este proceso absorbe o requiere energía. El proceso opuesto se llama condensación, donde el vapor de agua se convierte en agua líquida, liberando energía. La condensación es especialmente importante en la ciencia atmosférica porque es el proceso que permite la formación de nubes.
Imagina un frasco cerrado lleno de agua hasta la mitad. Al principio, se evaporan más moléculas de agua de la superficie del agua que las que vuelven. Sin embargo, al cabo de un tiempo, el número de moléculas que se evaporan de la superficie será igual al número de moléculas que se condensan de nuevo en la superficie del agua. Cuando la condensación y la evaporación son iguales, esto se llama saturación.
La saturación se produce cuando el aire contiene la máxima cantidad de vapor de agua posible para su temperatura. Por eso la condensación es igual a la evaporación. Si se produce la evaporación, el aire no puede contener más vapor de agua, por lo que una parte debe condensarse. Ahora vamos a ser cuantitativos.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos