La vida de las estrellas

Ver más

Este libro, bellamente ilustrado, describe el nacimiento y la evolución de la teoría de la estructura estelar a través de la vehemente controversia entre la biología (presentada por Darwin) y la física (presentada por Kelvin) sobre la edad de la Tierra, que culminó cuando Rutherford sugirió la datación radiactiva. Shaviv analiza de forma crítica muchos de los resultados científicos proclamados, mostrando cómo y por qué estaban equivocados, y explica por qué se han necesitado décadas para encontrar las respuestas científicas ahora aceptadas -cuando las hay- y por qué aún queda mucho por hacer antes de que podamos decir que entendemos completamente lo que ocurre allá arriba en los cielos.
La vida de las estrellas es una lectura fascinante para todos los interesados en las estrellas, en la historia de la astronomía y en lo que su historia nos dice sobre el progreso de la ciencia. Además, pondrá a los lectores al día sobre los problemas actuales de la astrofísica.
Giora Shaviv se inició en la astrofísica en Israel (Universidad de Tel Aviv y el Technion – Instituto Tecnológico de Israel) después de pasar varios años en Caltech y Cornell, en Estados Unidos. Shaviv concibió, diseñó y puso en marcha el satélite de investigación para estudiantes y profesores del Technion.Shaviv es un destacado astrofísico teórico. Ha publicado numerosos artículos en revistas profesionales sobre física estelar, galaxias y fluidos astrofísicos. Tiene en su haber numerosas contribuciones a la física estelar. Recientemente, la revista Physical Review Letters seleccionó uno de sus artículos entre los 20 mejores publicados en los últimos 50 años en esta revista.Inició el Instituto de Investigación Espacial Asher en el Technion y también fue Presidente de la Sociedad Israelí de Física.

Hoja de trabajo del ciclo de vida de una estrella

Representación artística del ciclo de vida de una estrella similar al Sol, que comienza como estrella de la secuencia principal en la parte inferior izquierda y se expande a través de las fases subgigante y gigante, hasta que su envoltura exterior es expulsada para formar una nebulosa planetaria en la parte superior derecha
La evolución estelar es el proceso por el que una estrella cambia a lo largo del tiempo. Dependiendo de la masa de la estrella, su vida puede variar desde unos pocos millones de años para las más masivas hasta billones de años para las menos masivas, lo que es considerablemente más largo que la edad del universo. La tabla muestra los tiempos de vida de las estrellas en función de sus masas[1] Todas las estrellas se forman a partir de nubes de gas y polvo que colapsan, a menudo llamadas nebulosas o nubes moleculares. En el transcurso de millones de años, estas protoestrellas se asientan en un estado de equilibrio, convirtiéndose en lo que se conoce como una estrella de la secuencia principal.
La fusión nuclear impulsa una estrella durante la mayor parte de su existencia. Al principio, la energía es generada por la fusión de átomos de hidrógeno en el núcleo de la estrella de la secuencia principal. Más tarde, cuando la preponderancia de los átomos en el núcleo se convierte en helio, las estrellas como el Sol comienzan a fusionar hidrógeno a lo largo de una cáscara esférica que rodea el núcleo. Este proceso hace que la estrella crezca gradualmente en tamaño, pasando por la fase de subgigante hasta llegar a la fase de gigante roja. Las estrellas con al menos la mitad de la masa del Sol también pueden empezar a generar energía mediante la fusión de helio en su núcleo, mientras que las estrellas más masivas pueden fusionar elementos más pesados a lo largo de una serie de envolturas concéntricas. Una vez que una estrella como el Sol ha agotado su combustible nuclear, su núcleo colapsa en una densa enana blanca y las capas exteriores son expulsadas en forma de nebulosa planetaria. Las estrellas con una masa diez o más veces superior a la del Sol pueden explotar en una supernova al colapsar sus núcleos de hierro inertes en una estrella de neutrones extremadamente densa o en un agujero negro. Aunque el universo no es lo suficientemente antiguo como para que ninguna de las enanas rojas más pequeñas haya llegado al final de su existencia, los modelos estelares sugieren que se volverán lentamente más brillantes y calientes antes de quedarse sin combustible de hidrógeno y convertirse en enanas blancas de baja masa[2].

T tauri

En los cursos 6º y 8º, los alumnos estudiaron el sistema solar, incluido el Sol. En 7º curso, se centraron en el sistema que incluye el Sol, la Tierra y la Luna. Los alumnos deben estar familiarizados con el hecho de que el Sol es una estrella y produce calor y luz (energía) mediante reacciones nucleares. En este capítulo nos centramos en el ciclo vital de las estrellas, incluyendo cómo nacen y mueren. La evolución exacta que sigue una estrella depende de la masa inicial de la misma. Se presenta como ejemplo la evolución del Sol. Los principales objetivos de este capítulo son que los alumnos comprendan lo siguiente:
Algunos alumnos pueden preguntarse por qué las estrellas tienen un aspecto “puntiagudo” en las fotografías de los telescopios, pero en los diagramas que se muestran aquí, se presentan como esferas. Vea este vídeo para averiguarlo y explíquelo a sus alumnos:
¿Crees que es importante enseñar astronomía a los alumnos en la escuela? Lee este interesante e informativo artículo que detalla los beneficios y aplicaciones de la astronomía: [enlace] http://www.iau.org/public/themes/why_is_astronomy_important/

Ver más

Estrella de neutronesUna representación artística muestra una estrella de neutrones -situada a 50.000 años luz de la Tierra- que estalló con tanta intensidad en diciembre de 2004 que cegó temporalmente a todos los satélites de rayos X del espacio e iluminó la atmósfera superior de la Tierra. El estallido se produjo cuando el enorme y retorcido campo magnético de la estrella desgarró su corteza, liberando una explosión de rayos gamma.
Nebulosa de la HéliceLa conocida forma de globo ocular de la nebulosa de la Hélice muestra sólo dos dimensiones de este complejo cuerpo celeste. Pero nuevas observaciones sugieren que en realidad puede estar compuesta por dos discos gaseosos casi perpendiculares entre sí.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos