Las estaciones del año

Por qué tenemos estaciones

Las cuatro estaciones del año en Estados Unidos -primavera, verano, otoño e invierno- son las que determinan el clima, las horas de luz y la ecología a lo largo del año. En 2021, estas son las fechas y horas astronómicas para el comienzo de cada estación:
Dado que Estados Unidos está situado en el hemisferio norte del planeta, la regla general es que los meses de primavera hasta el verano tienen las temperaturas más cálidas, mientras que el tiempo se vuelve más frío durante el otoño y el invierno.
Sin embargo, se trata de un país muy extenso con algunas regiones diferentes, lo que significa que hay tres zonas climáticas en América. Estados como California, Florida, Arizona y Texas suelen ser cálidos durante todo el año. Por otro lado, lugares como Nueva York, Nueva Inglaterra, Washington y el Medio Oeste tienen cambios estacionales más marcados a lo largo del año.
Es en estos meses cuando las temperaturas se disparan y cuando hay más horas de luz, ya que los días son más largos que las tardes. En Estados Unidos, algunas regiones tienen un clima cálido y húmedo, mientras que en otras zonas los días son muy calurosos y áridos.

4 estaciones del año

Una estación es una división del año[1] basada en los cambios climáticos, la ecología y el número de horas de luz en una región determinada. En la Tierra, las estaciones son el resultado de la órbita terrestre alrededor del Sol y de la inclinación axial de la Tierra con respecto al plano eclíptico[2][3] En las regiones templadas y polares, las estaciones están marcadas por los cambios en la intensidad de la luz solar que llega a la superficie de la Tierra, cuyas variaciones pueden provocar la hibernación o la migración de los animales y la inactividad de las plantas. Diversas culturas definen el número y la naturaleza de las estaciones en función de las variaciones regionales, por lo que existen varias culturas, tanto modernas como históricas, cuyo número de estaciones varía.
El hemisferio norte experimenta más luz solar directa durante mayo, junio y julio, ya que el hemisferio está orientado hacia el Sol. Lo mismo ocurre en el hemisferio sur en noviembre, diciembre y enero. La inclinación axial de la Tierra hace que el Sol esté más alto en el cielo durante los meses de verano, lo que aumenta el flujo solar. Sin embargo, debido al desfase estacional, junio, julio y agosto son los meses más cálidos en el hemisferio norte, mientras que diciembre, enero y febrero lo son en el hemisferio sur.

Qué son las 4 estaciones del año

El tiempo es un concepto difícil de entender para los niños. Empiezan a hacerse una idea de cómo pasa el tiempo gracias a las diferentes situaciones que se encuentran en su día a día, como las horas de comida, los hábitos diarios o el paso del día a la noche. El hecho de que estos acontecimientos se produzcan en un orden determinado ayuda a los más pequeños a comprender mejor el tiempo y su importancia. Aprender sobre las estaciones del año y su transición ayuda a los niños a comprender mejor cómo funciona el tiempo.
Los niños esperan con alegría jugar con las hojas caídas durante el otoño o hacer las mejores y más impresionantes figuras de nieve cuando llega el invierno. Por no hablar de la emoción cuando se acerca el verano y surge la oportunidad de ir a la playa. O algunos pequeños se emocionan al ver que las plantas crecen más fuertes y las flores florecen durante la primavera. Sin embargo, las estaciones no ocurren simultáneamente en todo el mundo, hay una diferencia entre los hemisferios norte y sur, y esto podría traer algunas dificultades al aprender sobre las estaciones.

Comentarios

Una estación es una división del año[1] basada en los cambios climáticos, la ecología y el número de horas de luz en una región determinada. En la Tierra, las estaciones son el resultado de la órbita terrestre alrededor del Sol y de la inclinación axial de la Tierra con respecto al plano eclíptico[2][3] En las regiones templadas y polares, las estaciones están marcadas por los cambios en la intensidad de la luz solar que llega a la superficie de la Tierra, cuyas variaciones pueden provocar la hibernación o la migración de los animales y la inactividad de las plantas. Diversas culturas definen el número y la naturaleza de las estaciones en función de las variaciones regionales, por lo que existen varias culturas, tanto modernas como históricas, cuyo número de estaciones varía.
El hemisferio norte experimenta más luz solar directa durante mayo, junio y julio, ya que el hemisferio está orientado hacia el Sol. Lo mismo ocurre en el hemisferio sur en noviembre, diciembre y enero. La inclinación axial de la Tierra hace que el Sol esté más alto en el cielo durante los meses de verano, lo que aumenta el flujo solar. Sin embargo, debido al desfase estacional, junio, julio y agosto son los meses más cálidos en el hemisferio norte, mientras que diciembre, enero y febrero lo son en el hemisferio sur.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos