Qué es la astronomía

Datos sobre la astronomía

La astronomía es la ciencia del espacio más allá de la atmósfera terrestre. El nombre deriva de la raíz griega astron, que significa estrella, y nomos, que significa ordenación o ley. La astronomía se ocupa de los objetos y fenómenos celestes -como las estrellas, los planetas, los cometas y las galaxias- así como de las propiedades a gran escala del Universo, también conocidas como “The Big Picture”.
Para la mayoría de la gente, la astronomía representa un mundo a la vez misterioso y grandioso: una historia sobre objetos celestes brillantes y la inmensidad del cosmos. Contemplar el cielo nocturno estrellado evoca sentimientos extraños y únicos, como si hubiéramos recibido un vistazo a los misterios más fundamentales de la vida. Nos incita a plantearnos las preguntas existenciales más profundas: ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Estamos solos? El atractivo de estos enigmas universales fue la chispa que encendió la pasión de muchos de los famosos astrónomos actuales.
La astronomía también desempeña un papel mucho más práctico que hoy no es tan importante como en el pasado. Desde la época de nuestros primeros ancestros, los humanos han utilizado los movimientos de los objetos celestes para situarse en el espacio y el tiempo. Los humanos prehistóricos estudiaban la relación entre las estaciones y la duración de los días para planificar sus actividades de caza y recolección. También fue mediante la observación de las posiciones de las estrellas como los primeros agricultores decidieron cuándo plantar y cuándo cosechar, y los primeros navegantes pudieron navegar por los océanos azules.

Astronomía para principiantes

La astronomía (del griego: ἀστρονομία, que significa literalmente la ciencia que estudia las leyes de los astros) es una ciencia natural que estudia los objetos y fenómenos celestes. Utiliza las matemáticas, la física y la química para explicar su origen y evolución. Los objetos de interés incluyen planetas, lunas, estrellas, nebulosas, galaxias y cometas. Los fenómenos relevantes son las explosiones de supernovas, los estallidos de rayos gamma, los cuásares, los blazares, los púlsares y la radiación cósmica de fondo de microondas. En general, la astronomía estudia todo lo que se origina más allá de la atmósfera terrestre. La cosmología es una rama de la astronomía que estudia el universo en su conjunto[1].
La astronomía es una de las ciencias naturales más antiguas. Las primeras civilizaciones de las que se tiene constancia realizaron observaciones metódicas del cielo nocturno. Entre ellas se encuentran los babilonios, los griegos, los indios, los egipcios, los chinos, los mayas y muchos de los antiguos pueblos indígenas de América. En el pasado, la astronomía incluía disciplinas tan diversas como la astrometría, la navegación celeste, la astronomía observacional y la elaboración de calendarios. En la actualidad, se suele decir que la astronomía profesional es lo mismo que la astrofísica[2].

Astronomía y astrología

La de astrónomo es una de las profesiones más antiguas de la ciencia. Desde hace siglos, la gente admira la belleza del cielo nocturno, desea saber qué son las estrellas y otros objetos celestes, y cómo “funciona” el Universo. Los astrónomos son viajeros en el tiempo: miran hacia atrás, cuando nació el Universo. Observan la luz procedente de estrellas, sistemas planetarios y galaxias que acaban de formarse para nosotros, en la Tierra. Pero en realidad, la luz tarda tanto en llegar a la Tierra que, cuando lo hace, algunos de esos objetos ya no existen.
Los astrónomos intentan comprender el comportamiento de la materia, estudiar las condiciones que sólo existen en el espacio y que no pueden encontrarse en la Tierra, y descubrir las partículas que intervienen en esos procesos. Para ello, los astrónomos realizan investigaciones, tanto teóricas como prácticas. Crean teorías y realizan experimentos y observaciones que se complementan entre sí. Los investigadores construyen modelos computacionales, que son modelos matemáticos basados en ecuaciones teóricas, que permiten simular y visualizar el comportamiento de sistemas complejos y estudiar procesos físicos analizando diferentes parámetros. Gracias a los modelos, los astrónomos pueden simular, por ejemplo, la atmósfera marciana o la interacción entre un exoplaneta y su estrella madre.

Ramas de la astronomía

La astronomía es una rama de la ciencia que nos ayuda a estudiar todos los objetos y fenómenos extraterrestres. En términos más sencillos, la astronomía es el estudio sobre el sol, la luna, las estrellas, los planetas, los cometas, el gas, las galaxias, el gas, el polvo y otros cuerpos y fenómenos no terrestres.
La astronomía, derivada de la palabra griega que significa “estrella” y “ley” o “cultura”, ha pasado a denominarse “ley de las estrellas” (o “cultura de las estrellas”, según la traducción). La astronomía no debe confundirse con la astrología, el sistema de creencias que afirma que los asuntos humanos están correlacionados con las posiciones de los objetos celestes.    Aunque ambos campos tienen un origen común, en la actualidad son totalmente diferentes.
Hasta la invención del telescopio y los descubrimientos fundamentales de la física relacionados con el movimiento y la gravedad, la astronomía se ocupaba principalmente de anotar y predecir las posiciones del sol, la luna y los planetas, originalmente con fines calendáricos y astrológicos y más tarde con fines de navegación e interés científico.
En los últimos tiempos, el estudio se ha ramificado en varias categorías, que se distinguen en orden de distancia creciente, el sistema solar, las estrellas que componen la Vía Láctea y otras galaxias más lejanas. Con la llegada de las sondas espaciales científicas, la Tierra también ha pasado a ser estudiada como uno de los planetas, aunque su investigación más detallada sigue siendo competencia de las ciencias de la Tierra.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos