Que provoca la erupcion de un volcan

Wikipedia

El volcán Cumbre Vieja ha entrado en erupción en la isla canaria española de La Palma, provocando la evacuación de 5.000 personas de sus hogares. La erupción comenzó a las 15.10 horas del domingo 19 de septiembre, tras una semana de terremotos y aumento de la actividad sísmica que actuó como sistema de alerta temprana.
Hasta ahora se han detectado erupciones de humo y lava procedentes de siete cráteres diferentes, todos ellos situados a lo largo de una falla de varios kilómetros. En las redes sociales se han compartido imágenes dramáticas de la lava roja y caliente fluyendo por la ladera de la montaña.
Nadie ha resultado herido o muerto en la erupción, pero ocho casas se han visto afectadas por el flujo de 20 millones de metros cúbicos de lava hacia la costa. La mayoría de los habitantes de la isla de Santa Cruz de La Palma, como se conoce formalmente, viven en zonas costeras. Hasta ahora, la lava ha afectado principalmente a zonas deshabitadas llenas de plantaciones de plátanos, pero las autoridades afirman que el avance de la lava hacia la costa es «preocupante».
Los geólogos y vulcanólogos prevén que no habrá más cráteres en erupción, aunque puede haber «algunas fisuras más en el suelo». Todos los aeropuertos de Canarias siguen abiertos, aunque algunos colegios y negocios se han visto obligados a cerrar. El Hospital de La Palma, por su parte, se prepara para recibir a cualquier herido por el volcán.

Erupción estromboliana

Un volcán es una abertura o ruptura en la superficie terrestre que permite la salida de magma (roca líquida y semilíquida caliente), cenizas volcánicas y gases. Generalmente se encuentran donde las placas tectónicas se juntan o se separan, pero también pueden producirse en medio de las placas debido a los focos volcánicos. Una erupción volcánica se produce cuando un volcán libera lava y gases, a veces de forma explosiva. El tipo de erupción más peligrosa es la llamada «avalancha incandescente», que se produce cuando el magma recién salido de un volcán fluye por sus laderas. Pueden desplazarse rápidamente y alcanzar temperaturas de hasta 1.200 grados Fahrenheit. Otros peligros son la caída de ceniza y los lahares (flujos de lodo o escombros). Los volcanes suelen provocar desplazamientos de población y escasez de alimentos.
Conozca los riesgos de los volcanes y las señales de advertencia y esté atento a los cambios físicos inusuales alrededor de los volcanes, como el aumento de la caída de ceniza o la desecación de la vegetación. Aprenda y participe en los sistemas de alerta temprana y desarrolle planes tanto de evacuación como de refugio en el lugar. Esté atento a los peligros secundarios, como los desprendimientos de tierra, los lahares (flujos de lodo), la ceniza y las tormentas eléctricas.

Estratovolcanes…

En la Tierra, los volcanes se encuentran con mayor frecuencia en los lugares donde las placas tectónicas son divergentes o convergentes, y la mayoría se encuentran bajo el agua. Por ejemplo, una dorsal oceánica, como la dorsal del Atlántico, tiene volcanes causados por placas tectónicas divergentes, mientras que el Cinturón de Fuego del Pacífico tiene volcanes causados por placas tectónicas convergentes. Los volcanes también pueden formarse allí donde hay un estiramiento y adelgazamiento de las placas de la corteza, como en el Rift de África Oriental y el campo volcánico de Wells Gray-Clearwater y el Rift de Río Grande en América del Norte. Se ha postulado que el vulcanismo alejado de los límites de las placas surge de los diapiros ascendentes del límite entre el núcleo y el manto, a 3.000 kilómetros (1.900 millas) de profundidad en la Tierra. Esto da lugar a un vulcanismo de punto caliente, del que el punto caliente hawaiano es un ejemplo. Los volcanes no suelen crearse donde dos placas tectónicas se deslizan una junto a la otra.
Cordillera de Apaneca en El Salvador. El país alberga 170 volcanes, 23 de los cuales están activos, incluidas dos calderas, una de las cuales es un supervolcán. El Salvador se ha ganado el apelativo de La Tierra de Soberbios Volcanes.

Retroalimentación

Los volcanes son una parte fundamental del sistema terrestre. La mayor parte de la atmósfera, el agua y la corteza terrestre fueron aportadas por los volcanes, y éstos siguen reciclando los materiales de la Tierra. Las erupciones volcánicas son frecuentes. Suelen entrar en erupción más de una docena en cualquier momento en algún lugar de la Tierra, y cerca de 100 entran en erupción cada año (Loughlin et al., 2015).
Las formas del terreno de los volcanes y el comportamiento eruptivo son diversos, lo que refleja el gran número y la complejidad de los procesos que interactúan y que gobiernan la generación, el almacenamiento, el ascenso y la erupción de los magmas. Las erupciones están influenciadas por el entorno tectónico, las propiedades de la corteza terrestre y la historia del volcán. Sin embargo, a pesar de la gran variabilidad en las formas de erupción de los volcanes, todas las erupciones se rigen por un conjunto común de procesos físicos y químicos. Para entender cómo se forman los volcanes, cómo entran en erupción y sus consecuencias, es necesario comprender los procesos que hacen que las rocas se fundan y cambien de composición, cómo el magma se almacena en la corteza y luego sube a la superficie, y la interacción del magma con su entorno. Nuestra comprensión del funcionamiento de los volcanes y sus consecuencias también se comparte con los millones de personas que visitan cada año los parques nacionales de volcanes de Estados Unidos.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos