Como determinar el precio de un servicio

Fijación de precios de los servicios pdf

Ser propietario de un negocio de servicios con éxito no siempre es sencillo. Su éxito depende de varios factores: la competencia, la ubicación, la demanda del mercado, el personal, las finanzas, el marketing y otros.
La forma de fijar el precio de sus servicios influye en su flujo de caja. Si se hace de forma incorrecta, puede perjudicar a su negocio. Por eso es crucial ser estratégico en la fijación de precios y establecer una fórmula sostenible que garantice el cobro y la generación de beneficios.
Con la fijación de precios de productos en tiendas minoristas, tienes un punto de partida claro. Por ejemplo, la fabricación del producto cuesta 2 dólares y tú has pagado 3 dólares por comprarlo a un proveedor. Todo lo que tiene que hacer es aplicar su margen de beneficio, los gastos generales y el margen de beneficio y ya está.
Por ejemplo, si tienes un negocio de limpieza residencial, puede que una casa tenga muchas ventanas que requieran mucho limpiacristales (material extra). O puede que el cliente tenga un par de gatos, lo que requeriría más tiempo de aspiración (mano de obra extra).
Una estrategia alternativa a la fijación de precios basada en el valor. Con la fijación de precios basada en el coste, el precio se determina añadiendo un margen de beneficio específico al coste unitario del producto. Esta estrategia suele tener en cuenta un objetivo de margen de beneficios.

¿por qué la fijación de precios de los servicios es más difícil que la de los productos?

A la hora de cuestionar los precios de su empresa -especialmente en un negocio de servicios- puede ser fácil rebajar su valor por miedo a disgustar a los clientes, perderlos a manos de la competencia o, lo que es peor, quebrar el negocio.
Tal vez esté añadiendo nuevos servicios a su oferta empresarial y quiera optimizar su estructura de precios, o tal vez sus márgenes de beneficio hayan empezado a reducirse tras un rápido crecimiento y necesite subir los precios para resolver los perpetuos problemas de liquidez. Sea cual sea la razón por la que su empresa necesita reevaluar su modelo de precios, la tarea puede ser bastante desalentadora.
No hay que temer el cambio de precios; los ajustes de precios son una parte normal del ciclo de vida de toda empresa. Los clientes esperan ajustes de vez en cuando y, siempre que ponga un precio justo a sus servicios (para el bienestar tanto de su empresa como de sus clientes), no debería encontrarse con demasiados problemas inesperados.
Sus costes totales y la forma en que estos costes deben asignarse a las diferentes fuentes de ingresos son las primeras consideraciones que debe hacer a la hora de ajustar los precios o determinar el precio de una nueva oferta de productos o servicios.

Modelos de precios de los servicios

¿Le gusta fijar el precio de las nuevas ofertas de productos o servicios? Para muchos de nosotros es una decisión estresante. Si el precio es demasiado alto, los clientes no querrán la nueva oferta. Demasiado bajo y nos sentimos como si nos hubiéramos engañado a nosotros mismos por el valor real de una oferta realmente innovadora y valiosa.
Los pioneros no se limitan a obtener beneficios con un nuevo producto. Buscan optimizar el potencial de beneficios de cada oferta dentro de cada segmento de clientes.  Estas empresas evitan dejar dinero sobre la mesa a través de la pérdida de ventas o la infravaloración mediante la triangulación de un precio adecuado.
Es probable que usted ya utilice este método en ocasiones. Consiste en el coste de su oferta más un margen mínimo aceptable. Algunas empresas utilizan este método todo el tiempo para fijar los precios y es eficaz para asegurarse de que la empresa obtiene un margen mínimo en cada venta.
El suelo nos impide vender a un precio que puede ser aceptable para el mercado, pero no para nuestra cuenta de resultados. Sin embargo, el planteamiento de coste incrementado es defectuoso. Ignora el hecho de que las ofertas individuales a menudo tienen, y deberían tener, diferentes márgenes de beneficio basados en su singularidad y valor intrínseco. También ignora que una oferta puede ser más valiosa para unos clientes que para otros.

Ejemplo de precios por hora

Tener que fijar el precio de un servicio es difícil. No se trata sólo de los costes internos, el margen y lo que realmente deberías cobrar para ser rentable. Hay que conocer a la competencia y saber cómo fijan los precios de sus servicios y, sobre todo, el valor que percibe el cliente potencial.
La fijación de precios basada en los costes es el enfoque más antiguo y común. Es objetivo y defendible para los departamentos de finanzas porque garantiza los beneficios marginales. Calcula el precio en función del coste con un margen estándar. En el mundo de las finanzas, esto se llama prudencia.
Sin embargo, la fijación de precios basada en los costes tiene algunos inconvenientes: es completamente interna y no tiene absolutamente nada que ver con el mercado. No tiene en cuenta lo que el cliente está dispuesto a pagar y no admite la diferenciación de precios por segmentos de clientes.
El precio basado en el mercado o en la competencia, en cambio, se basa exclusivamente en lo que ofrecen los competidores. Normalmente se utiliza en los mercados de productos básicos. Se trata de una estrategia eficaz para un proveedor de bajo coste que quiere entrar en un nuevo mercado. El principal escollo es que dejas que tus competidores establezcan las reglas (tus precios). No permite sacar provecho de las diferencias con la competencia desde el punto de vista del cliente.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos