Funciones de la tarjeta madre

Funciones de la tarjeta madre

Ver más

La placa base sirve como eje central del circuito que conecta todos los periféricos y componentes de un ordenador. También regula la energía que reciben el disco duro, la tarjeta gráfica, la CPU y la memoria del sistema desde la fuente de alimentación. Es una pieza clave del hardware del ordenador que puede considerarse como la «columna vertebral» de todo el sistema informático.
La placa base lleva incorporados algunos componentes como el bus del sistema, la BIOS, el CMOS y el chipset. También cuenta con varios puertos y zócalos, como la unidad electrónica integrada (IDE), el puerto de gráficos acelerados (AGP), el bus serie universal (USB), la interconexión de componentes periféricos (PCI) y las ranuras de memoria RAM. La placa base controla el flujo de datos externos a través de los puertos IDE y USB y dirige los datos al disco duro.
La disposición y la forma de la placa base se denominan factor de forma. El factor de forma actúa como un estándar de definición para las placas base y determina dónde encajarán los componentes específicos, la fuente de alimentación y el tipo de carcasa. Las distintas placas base admiten diferentes tipos de tarjetas de vídeo, unidades de disco, memoria, CPU y otros periféricos. La compatibilidad de los componentes con los tipos de conectores y las ranuras disponibles en la placa base debe ser una consideración clave a la hora de sustituir cualquier pieza defectuosa o montar un ordenador.

Placa base…

La placa base sirve como plataforma única para conectar todas las partes de un ordenador. Conecta la CPU, la memoria, los discos duros, las unidades ópticas, la tarjeta de vídeo, la tarjeta de sonido y otros puertos y tarjetas de expansión directamente o mediante cables. Puede considerarse como la columna vertebral de un ordenador.
La placa base se monta en el interior de la carcasa y se fija de forma segura mediante pequeños tornillos a través de orificios previamente perforados. La placa base contiene puertos para conectar todos los componentes internos. Dispone de un único zócalo para la CPU, mientras que para la memoria se dispone normalmente de una o varias ranuras. Las placas base disponen de puertos para conectar la disquetera, el disco duro y las unidades ópticas mediante cables planos. La placa base lleva ventiladores y un puerto especial diseñado para la fuente de alimentación.
En el lado izquierdo, las placas base llevan una serie de puertos para conectar el monitor, la impresora, el ratón, el teclado, el altavoz y los cables de red. Las placas base también llevan puertos USB, que permiten conectar dispositivos compatibles en modo plug-in/plug-out. Por ejemplo, pen drive, cámaras digitales, etc.

Interconexión de componentes periféricos

Una placa base (también llamada placa base, placa de circuito principal,[1] o mobo) es la principal placa de circuito impreso (PCB) de los ordenadores de uso general y otros sistemas ampliables. Contiene y permite la comunicación entre muchos de los componentes electrónicos cruciales de un sistema, como la unidad central de procesamiento (CPU) y la memoria, y proporciona conectores para otros periféricos. A diferencia de una placa base, una placa madre suele contener importantes subsistemas, como el procesador central, los controladores de entrada/salida y de memoria del chipset, los conectores de interfaz y otros componentes integrados para uso general.
Placa base significa específicamente una placa de circuito impreso con capacidades de expansión. Como su nombre indica, esta placa suele ser la «madre» de todos los componentes conectados a ella, que a menudo incluyen periféricos, tarjetas de interfaz y tarjetas hijas: tarjetas de sonido, tarjetas de vídeo, tarjetas de red, adaptadores de bus de host, tarjetas sintonizadoras de TV, tarjetas IEEE 1394; y una variedad de otros componentes personalizados.
Del mismo modo, el término placa base describe un dispositivo con una sola tarjeta y sin expansiones o capacidades adicionales, como las placas de control de las impresoras láser, los televisores, las lavadoras, los teléfonos móviles y otros sistemas integrados con capacidades de expansión limitadas.

Funciones de la tarjeta madre 2021

En el mundo de la tecnología moderna, nuestra concepción de lo que es capaz de lograr un ordenador sigue ampliándose a una velocidad sin precedentes. A medida que el potente hardware se vuelve más ligero, portátil y asequible que nunca, nuestros dispositivos informáticos evolucionan rápidamente. Aunque nuestras expectativas sobre lo que es capaz de hacer un ordenador pueden cambiar, el hardware central que alimenta estas complejas operaciones no lo hace. La placa base del ordenador es uno de los elementos más integrales del ordenador moderno, y ha servido como punto central de las operaciones desde los días de los primeros ordenadores de sobremesa. Entender el funcionamiento de la placa base puede ayudarle a hacerse una idea más clara de cómo funcionan los ordenadores y de cómo toda la tecnología «bajo el capó» trabaja conjuntamente.
La placa base, también denominada placa de circuito principal, se considera la base de muchos elementos importantes del hardware del ordenador, como la unidad central de procesamiento (CPU), la memoria, las tarjetas de sonido y otros elementos periféricos. Durante el uso, la placa base establece conexiones electrónicas vitales entre estas diversas unidades de hardware para garantizar que las tareas realizadas por el usuario se lleven a cabo con éxito y eficacia. El proceso de gestión de todas estas conexiones en tiempo real es exigente para la placa base. Por ello, los ventiladores de refrigeración suelen estar conectados a las placas base para ayudar a controlar la temperatura y garantizar que todo el hardware permanezca protegido de los daños causados por el calor.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos