Protocolos de redes de computadoras

Protocolo simple de transferencia de correo

Es posible que esté familiarizado con algunas formas de protocolos de red que se encuentran en su navegación diaria por Internet. Dos ejemplos son HTTP y HTTPS. ¿Sabías que, a pesar de los nombres similares, HTTP se centra en la comunicación a través de una red mientras que HTTPS añade una capa de seguridad a tus comunicaciones de red? Aunque los nombres sean similares, las funciones suelen ser diferentes y trabajan conjuntamente para crear una red segura que se comunique de forma rápida y eficaz. Teniendo esto en cuenta, vamos a examinar los diferentes tipos de protocolos que permiten que una red funcione al máximo, y cómo estos protocolos pueden beneficiar a sus esfuerzos empresariales.
Los protocolos de comunicación son vitales para el funcionamiento de una red. De hecho, las redes informáticas no pueden existir sin estos protocolos. Estos protocolos describen formalmente los formatos y las reglas por las que se transfieren los datos a través de la red. Son imprescindibles para el intercambio de mensajes entre los sistemas informáticos y en las telecomunicaciones, y se aplican tanto al hardware como al software. Los protocolos de comunicación también se encargan de la autenticación y la detección de errores, así como de la sintaxis, la sincronización y la semántica que deben cumplir las comunicaciones, tanto analógicas como digitales, para funcionar.

Comentarios

Es posible que esté familiarizado con algunas formas de protocolos de red que se encuentran en su navegación diaria por Internet. Dos ejemplos son HTTP y HTTPS. ¿Sabías que, a pesar de los nombres similares, HTTP se centra en la comunicación a través de una red mientras que HTTPS añade una capa de seguridad a tus comunicaciones de red? Aunque los nombres sean similares, las funciones suelen ser diferentes y trabajan conjuntamente para crear una red segura que se comunique de forma rápida y eficaz. Teniendo esto en cuenta, vamos a examinar los diferentes tipos de protocolos que permiten que una red funcione al máximo, y cómo estos protocolos pueden beneficiar a sus esfuerzos empresariales.
Los protocolos de comunicación son vitales para el funcionamiento de una red. De hecho, las redes informáticas no pueden existir sin estos protocolos. Estos protocolos describen formalmente los formatos y las reglas por las que se transfieren los datos a través de la red. Son imprescindibles para el intercambio de mensajes entre los sistemas informáticos y en las telecomunicaciones, y se aplican tanto al hardware como al software. Los protocolos de comunicación también se encargan de la autenticación y la detección de errores, así como de la sintaxis, la sincronización y la semántica que deben cumplir las comunicaciones, tanto analógicas como digitales, para funcionar.

Protocolos inalámbricos

En informática, un protocolo es una convención o norma que controla o permite la conexión, la comunicación y la transferencia de datos entre puntos finales de la informática. En su forma más simple, un protocolo puede definirse como las reglas que rigen la sintaxis, la semántica y la sincronización de la comunicación. Los protocolos pueden implementarse mediante hardware, software o una combinación de ambos. En el nivel más bajo, un protocolo define el comportamiento de una conexión de hardware.
El conjunto de protocolos de Internet (comúnmente conocido como TCP/IP) es el conjunto de protocolos de comunicación utilizados para Internet y otras redes similares. El conjunto de protocolos de Internet, al igual que muchos conjuntos de protocolos, puede verse como un conjunto de capas. Cada capa resuelve un conjunto de problemas relacionados con la transmisión de datos, y proporciona un servicio bien definido a los protocolos de la capa superior basado en el uso de servicios de algunas capas inferiores. Las capas superiores están lógicamente más cerca del usuario y tratan con datos más abstractos, confiando en los protocolos de las capas inferiores para traducir los datos en formas que puedan ser finalmente transmitidas físicamente. El modelo TCP/IP consta de cuatro capas. De la más baja a la más alta, son la capa de enlace, la capa de Internet, la capa de transporte y la capa de aplicación.

Capa de transporte

Los protocolos de red son un conjunto de reglas, convenciones y estructuras de datos que dictan cómo los dispositivos intercambian datos a través de las redes. En otras palabras, los protocolos de red pueden equipararse a los lenguajes que dos dispositivos deben entender para una comunicación fluida de la información, independientemente de sus disparidades de infraestructura y diseño.
Para entender los matices de los protocolos de red, es imprescindible conocer primero el modelo de Interconexión de Sistemas Abiertos (OSI). Considerado el principal modelo arquitectónico para las comunicaciones de trabajo en Internet, la mayoría de los protocolos de red utilizados hoy en día se basan estructuralmente en el modelo OSI.
El modelo OSI divide el proceso de comunicación entre dos dispositivos de red en 7 capas. A cada una de estas 7 capas se le asigna una tarea o grupo de tareas. Todas las capas son autónomas y las tareas asignadas a ellas pueden ejecutarse de forma independiente.
Las siete capas del modelo OSI pueden dividirse en dos grupos: las capas superiores, que incluyen las capas 7, 6 y 5, y las capas inferiores, que incluyen las capas 4, 3, 2 y 1. Las capas superiores se ocupan de las cuestiones de aplicación, y las capas inferiores de las cuestiones de transporte de datos.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos